No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Entradas etiquetadas como ‘actividades para niños’

Un día en el Hipódromo de la Zarzuela de Madrid

Qué curioso, más de 40 años viviendo en Madrid y nunca había estado en el Hipódromo. Pensar en el hipódromo me hacía recordar Pretty Woman y a Julia Roberts vestida con pamela y su vestido marrón, y claro, yo que soy más de vaqueros, no me veía.Julia Roberts Pretty Woman

Este domingo hemos estado pasando la mañana y la verdad es que no es como me lo imaginaba, nos ha gustado mucho la experiencia, además de ser un sitio estupendo para ir y hacer planes con niños.

Lo primero que llama la atención es la zona en la que está enclavado el hipódromo, rodeado de árboles y naturaleza. A sólo unos kilómetros del centro, un verdadero pulmón. Un domingo normal la entrada cuesta 5€ para los adultos, los menores de 18 años no pagan.

Una vez llegas al parking gratuito y te diriges a las taquillas, se respira un agradable y variado ambiente. Porque la verdad, había muchísima gente de mi estilo, en vaqueros y zapatillas, familias de Madrid que iban a pasar un día familiar. Pero también había otro ambiente, el de los más “pijos”, vestidos muy formales, ellos con traje y corbata y ellas con vestido de cocktail.

El hipódromo es grande, muy grande y tiene amplias zonas verdes. Y no sólo puedes disfrutar de las carreras de caballos, sino que hay muchas cosas para hacer con los niños.

Por una parte está la emoción de las carreras. Ya digo que nunca habíamos estado, pero fue emocionante. En la entrada te dan un folleto informativo con todos los datos del hipódromo, los horarios de las carreras, la forma de apostar…aunque si tienes alguna duda te lo explican allí mismo. Así que en la segunda carrera decidimos apostar. Elegimos dos caballos, apostamos 1€ a cada uno de ellos y a verlos correr. ¡Qué gracia me hacía Lucas animando a nuestros favoritos! ¡En una carrera ganamos 10 céntimos! Lo mejor es acercarse al paddock a ver a los caballos. Es una zona central circular donde enseñan a los caballos antes de las carreras y por donde pasan también al finalizar y entregan los premios. Puedes ver a estos impresionantes animales muy de cerca.Hipódromo de la Zarzuela

Y llega la hora de la diversión infantil. A ambos lados del paddock hay dos jardines. Todas estas actividades se desarrollan a la vez que las carreras. En el jardín sur había multitud de actividades para niños: pintacaras, castillos hinchables, manualidades…a unos 2€ la actividad. Estas actividades  no son propias del hipódromo, sino que son de empresas externas que se instalan y van cambiando cada sesión. Además, mientras los niños se divierten, podemos tomar una caña y una tapa o un aperitivo, variadas opciones para todos los gustos. Había además carritos de perritos calientes, chucherías…

Y luego pasamos al jardín norte. Allí había varios castillos hinchables gratuitos, una amplia pradera verde donde poder disfrutar correteando por el césped y lo mejor para los niños, dos caballos en los que poder montar y dar una pequeña vuelta, también de forma gratuita. El paseo en caballo fue lo mejor de la mañana. Sara estaba emocionadísima. Pero hay que esperar, claro, porque todos los niños quieren montar. Los caballos están muy cuidados, tienen un aspecto saludable, no pienses que son como los ponis de feria (a esos no subo a mi hija ni loca, pobres animales maltratados). Pero estos caballos que pasean a los niños hacen descansos, están limpios y sólo suben a niños menores de 10 años. Antes de subir les ponen un casco y todo el proceso dura unos 2 minutos. 2 minutos que lleva recordando dos días enteros, la espera mereció la pena. Hipódromo de la Zarzuela

Nosotros estuvimos el domingo por la mañana. Pero a partir de este domingo cambian los horarios; en Junio abren los domingos de 17:30 a 20:30. Y en Julio y Agosto son los jueves por la noche. En Septiembre vuelve el horario de mañana, 11:30 a 14:30, pero lo mejor es consultar los horarios en la web del hipódromo.

Y tú ¿habías ido al hipódromo a pasar un día en familia? Me encantará saber tu experiencia.

Vacaciones con un grupo de familias monoparentales

Ser familia monoparental tiene muchas desventajas. Además de sumarse el hecho (en mi caso) del dolor por la muerte de un ser querido, te sientes muy sola la mayoría de las veces.

Adoro a mis hijos, los amo más que a nada en el mundo. Estoy con ellos cada día, las 24 horas del día, los 365 días del año, sin ayuda, yo sola. Y eso a veces abruma mucho. Intentar tener vida social es complicado, tus amigos tienen familias propias, además de otras obligaciones. A veces tenemos suerte y coincidimos con amigos para ir a cenar o a pasar el día a algún sitio chulo, así, mientras los niños se divierten, los mayores podemos charlar. Pero la mayoría de las veces estamos solos. Yo salgo muchísimo con ellos, hago muchas actividades, pero como digo, sola con los niños, sin poder interactuar con otros adultos.

Mi psicóloga me recomendó que buscase un grupo de padres con similares inquietudes para relacionarme. Así que un día me apunté a una actividad con otras familias monoparentales: fuimos al parque de atracciones. Pero no salió bien. La mayoría de los padres se conocían de antes, hicieron grupos con hijos de edades similares y yo me quedé un poco descolgada; si iba con los mayores, Sara se aburría y lo mismo sucedía con Lucas si iba a la zona infantil. Total, un día en el parque como los otros muchos que voy yo sola con mis hijos. Decidí no volver a repetir.

Las vacaciones de una madre sola con sus hijos son bastante durillas. Todos los veranos hemos salido de viaje, sobre todo por los niños, pero para mí ha sido muy duro. Una semana de hotel prácticamente sola. Todo el hotel rodeado de familias y yo no podía hablar con ningún adulto. Mis hijos disfrutaban de sus vacaciones, pero yo me sentía más sola aún.

Y de este modo llega mi experiencia de Semana Santa con un viaje en grupo de familias monoparentales. Por casualidad me llegó publicidad de un viaje a Peñíscola de una web especializada en viajes para singles, además de otras actividades. La web se llama Gruppit y vi que organizaban un viaje de 4 días para familias monoparentales. Estuve dando muchas vueltas, no sabía qué hacer. Por una parte, me apetecía probar, pero por otra, tenía miedo de que luego cada uno fuese por su sitio y volver a sentirme sola. Vi que había varios adolescentes, así que Lucas iba a estar a gusto. Y con un poco de miedo, decidí apuntarme y allí nos presentamos el jueves santo.Peñíscola

Han sido unos días geniales, de verdad. Hacía tiempo que no me reía tanto y que no lo pasaba tan bien. Al ser un viaje organizado, todos los padres íbamos más o menos perdidos, pero teníamos dos coordinadores, Emilio y Blas, que han hecho que todo fluya. Desde el principio intentaron que todos los adultos nos conociéramos, haciendo juegos de presentación y comiendo todos juntos. En total éramos unos 45 adultos, todos con sus hijos. Este viaje me ha dado la oportunidad de conocer a gente fantástica, madres y padres con las mismas inquietudes y los mismos problemas. Poder hablar con un papá con una hija de 14 años y ver que todas las dificultades que estoy pasando con Lucas las estaba pasando él de la misma manera con su hija, te hace respirar un poco más tranquila y saber que la adolescencia es así, no importa el sexo o el lugar de procedencia.Peñíscola

Hemos cantado, bailado, hecho castillos de arena y concursos deportivos. He corrido por la playa y me he bañado en el spa. Mis hijos lo han pasado maravillosamente; Lucas hizo amigos enseguida y casi no le he visto el pelo. Sara se ha relacionado con niños de su edad, niños más mayores y con padres supercariñosos. Y aunque no ha querido separarse de mí y quedarse en el miniclub, ella jugaba a mi lado con otros niños mientras yo compartía y charlaba con adultos.

Lógicamente, en un grupo tan grande y variado de gente, hay personas con las que sientes más afinidad que con otras. Por suerte para mí, he conocido personas increíbles, padrazos y madrazas que han hecho que estos días sean especiales. Me vengo con un buen sabor de boca y con grandes recuerdos. Gente que ha dejado huella en mi corazón y ojalá tenga la oportunidad de poder volver a ver. Lo único malo de este viaje ha sido la distancia que nos separa a todos, si estuviéramos más cerca seguro que ya estábamos organizando actividades con niños para el próximo fin de semana.

Por mi parte, traigo la maleta llena de recuerdos y el móvil cargado de números de teléfono. Muchas gracias a esos padres maravillosos con los que he compartido estos días. Y gracias a Emilio y Blas que me han hecho cantar y bailar y reírme un montón. Espero que este verano pueda repetir vacaciones con alguna de las personas que he conocido. Y si no se puede, desde luego que me apunto a otro viaje de familias monoparentales sin dudarlo.

Así fue la fiesta del cuarto cumpleaños

Este año ha sido el primero que hemos celebrado el cumpleaños de Sara por todo lo alto. Hasta ahora me había parecido muy pequeña para valorar y disfrutar lo que era, así que siempre habíamos hecho una pequeña fiesta en casa, en la que ella era la protagonista, sólo con la familia. Pero este año ha sido especial, pues ella ha participado muchísimo y ha estado emocionada desde el primer día. Y por supuesto, quería que viniesen sus amigos.

Como íbamos a ser bastantes personas, hacerlo en casa quedaba descartado, pues los niños iban a estar un poco confinados. Tampoco quería el típico parque de bolas, pues los fines de semana aquello es una locura de niños y cumpleaños, así que me decanté por alquilar un local destinado a tal fin. Nosotros tenemos un local en la urbanización en el que hemos celebrado muchas fiestas y siempre ha resultado muy divertido, pero las fiestas han sido en primavera-verano, cuando el tiempo acompañaba. A primeros de marzo hace bastante frío y el local comunitario no está preparado.

En Móstoles encontré un local de alquiler completo, muy preparado, con un castillo hinchable, una cama elástica, un pequeño parque de bolas, un futbolín, sofás, mesas y sillas grandes y pequeñas, calefacción y aire acondicionado, equipo de música, dos baños y una pequeña cocina con nevera. Y allí celebramos la fiesta.cumple (2)

Durante un mes fui comprando cosas para decorar el local y dejarlo a gusto de los peques. Mucho Frozen y muchos Minions, la verdad es que no ha sido tematizado de nada, pues Sara no se decanta sólo por una cosa, así que variedad. Como soy poco manitas, también quedaba descartado hacer los adornos para la fiesta, aunque siempre es una buena idea. Esta semana ha sido el cumpleaños de la hija mayor de Lai y han tematizado el cumpleaños de Frozen, todo hecho por ellas mismas. Te dejo el enlace para que veas lo chulo que lo han dejado.

El viernes y el sábado de la fiesta fueron los días reservados para preparar la comida: tortillas de patatas, empanada de atún, empanadillas de pollo y de jamón y queso y sándwiches variados, para que nadie pasase hambre y hubiese para todos los gustos. Además de aperitivos varios. Y de postre, las dos súper tartas que de las que pondré la receta en los próximos días: Una Tarta Arcoíris o Rainbow Cake, que además de ser preciosa estaba buenísima; y una Tarta Terciopelo Rojo, o Red Velvet Layer Cake que también estaba para chuparse los dedos. Las tartas triunfaron, por su aspecto y por su sabor. Para las manualidades no soy manitas pero para la repostería, ummmm.cumple (15)

Y bueno, qué decir, que la fiesta fue todo un éxito. Los pequeños se lo pasaron genial jugando a sus anchas, hasta preparé una zona de maquillaje para todo aquél que quisiera pintarse la cara (eso sí, en plan un poco chapucero, porque yo lo de maquillaje, poco. Menos mal que casi todos querían maquillarse de Minion y fue fácil), merendaron,  jugaron y se rieron muchísimo. Hasta hubo piñata. Y los mayores tuvimos una tarde la mar de entretenida. Un día que seguro recordará Sara por mucho tiempo, pues acabó reventada de 5 horas siendo la protagonista de la fiesta.cumple (12) cumple (5)

¿Inundamos el mundo de libros?

Hola mamás y papás con bebés y niños felices. Y tíos y tías. Y abuelos y abuelas.

A través de un amigo me ha llegado una idea para hacer un intercambio de libros. Una cadena. Y me ha parecido algo estupendo para compartir con vosotros. Ya sabéis que en casa leemos bastante y fomento el hábito de lectura todo lo que puedo. A través de los libros nuestros hijos descubren muchísimas cosas, palabras, colores, historias, cosas nuevas y maravillosas. Cuando van creciendo la lectura les aporta información muy valiosa y útil, aparte de fomentar la inteligencia y el uso correcto del lenguaje.libros, cuentos

Por eso, cada vez que tengo oportunidad os recomiendo algún libro. Libros que leemos en casa y que nos han gustado.

Esta idea de la cadena no es nueva. Me he acordado de algo parecido que hice yo cuando era pequeña, hace ya muchos años y que implicaba enviar cartas, pues entonces no había redes sociales… Recuerdo que me dieron una lista con varios nombres y direcciones. Yo tenía que mandar una carta a la primera persona de la lista. En la carta le contaba alguna cosa mía y volvía a copiar la lista de personas que yo había recibido, sin poner a la primera persona y poniendo mis datos en último lugar. Recuerdo que durante algún tiempo mantuve correspondencia con algún chico de otra parte de España y que me alegraba un montón cuando me llegaba una carta, pues esa lista de nombres también se la tuve que dar a alguna amiga para que hiciese lo mismo que yo.

Pues la idea de ahora es mandar libros a los niños. Libros adaptados a su edad. Regalando libros, regalamos sonrisas, además de fomentar un hábito precioso que aumenta su inteligencia, fomenta el lenguaje y nos regala momentos compartidos con nuestros hijos. No hace falta que nos gastemos mucho dinero, seguro que podemos encontrar libros adaptados a nuestra economía. Además de mandar nosotros un libro, si la cadena no se rompe y sigue y sigue, nuestros hijos también recibirán libros. Tenemos que compartir la cadena con 6 personas y si la cadena no se rompe ¡nuestros hijos recibirán 36 libros! ¿Os imagináis la cara de sorpresa cada vez que reciban uno? ¿Y la cantidad de horas maravillosas que podemos compartir leyendo con ellos?libros, cuentos

¿Queréis participar? La mecánica es muy sencilla

  • Me mandas un mensaje privado o me dejas un comentario en este post diciéndome que quieres participar.
  • Recibes un mail con el nombre, edad y dirección de 2 niños.
  • Mandas un libro al primer niño de la lista.
  • Borras de la lista al primer niño, pones al segundo niño en el primer lugar y pones los datos de tu hijo/sobrino/nieto en segundo lugar.
  • Compartes esta cadena con 6 personas que quieran participar. Puedes compartirla por Facebook, por whatsapp o en persona con los papis del cole, con tus amigos o con el vecino del segundo.
  • Si nadie rompe la cadena, si tú mandas tu libro y las 6 personas con las que compartes tu cadena mandan su libro, tu hijo recibirá 36 libros.

La cadena hay que compartirla sólo con 6 personas. Cuando yo haya compartido la mía con mis 6 personas, si os apuntáis más ya os digo cómo seguir la cadena con dos niños diferentes y que no se rompa.

No sé si llegarán tantos libros a casa, pero me conformo con que llegue alguno. Y con que a vuestras casas también lleguen. Si nos comprometemos es muy fácil. Yo ya he comprado un libro para el niño que me toca y lo tengo preparado para mandarlo. Ojalá la cadena siga y siga y muchos niños reciban libros y sigamos fomentando la lectura.

Por favor, apuntaos sólo si de verdad estáis implicados y dispuestos a comprar un libro y mandarlo, para que no se rompa la cadena.

Hoy leemos Submarino al rescate

¡Nos encanta este cuento! Y es que para verlo correctamente ¡hay que mirarlo al revés!Submarino al rescate

Es la historia de un submarino amarillo que viaja por el mar para rescatar a un delfín atrapado en una red. Un cuento sencillo, de pocas palabras y dibujos vistosos y simpáticos. Todos los animales del cuento tienen unos ojos enormes que hacen que parezcan graciosos y achuchables.

Pero lo divertido de la historia es que es un libro pop up modificado. ¿Y eso qué significa? Los libros pop up son libros que contienen imágenes tridimensionales, al abrir las páginas, se despliegan unos dibujos que estaban convenientemente doblados, dejando ver una escena en tres dimensiones. Este tipo de libro resulta muy vistoso para los más pequeños. En submarino al rescate, los dibujos están colocados al revés, es un libro pop down, lo que significa que para ver la escena correctamente, hay que poner el libro boca abajo. Nosotras hemos probado a leerlo tumbadas, es muy divertido ver cómo se desarrollan los secretos del mar estirando los brazos.submarino al rescate

Submarino al rescate está encuadernado en tapa dura, tiene 16 páginas llenas de color y está recomendado a partir de 4 años. A nosotras nos ha encantado. Si quieres saber más del libro, sólo tienes que seguir el enlace del libro o pinchar en este botón. Está disponible en Boolino, la mejor plataforma de libros y cuentos infantiles en internet, llena de títulos para hacer las delicias de los más pequeños.

Dobble, un juego de mesa que nos ha encantado

dobleLa semana pasado nos invitaron a conocer un juego de mesa que ha sacado una versión para niños. El juego se llama Dobble y es un juego de cartas que engancha por su sencillez. Estuvimos merendando en El kiosko del Pan, una cafetería-panadería en el barrio de Salamanca donde degustamos un montón de cosas deliciosas, tartas caseras y una fuente de chocolate donde mojamos muchos trozos de fruta y algún que otro croissant.Dobble

Dobble es un juego de cartas para mayores de 6 años. Consta de 55 cartas con 8 dibujos en cada carta. Todas las cartas tienen en común un único dibujo con el resto de las cartas. Y ahí empieza la diversión. Hay cinco maneras diferentes de jugar a Dobble, cinco mini juegos, para no aburrirnos.Dobble

La dinámica del juego consiste en encontrar el dibujo que tiene en común nuestra carta con el resto. Por ejemplo, en una de las formas de jugar, se reparte una carta a cada jugador y el resto de las cartas se ponen en un montón en el centro. Cada jugador intentará encontrar el dibujo que coincide de su carta con la que está encima del montón. El primero que la encuentre nombra el dibujo y se lleva la carta. Y así hasta que no queda ninguna carta. Gana el que más cartas tiene en su poder.

Dobble

Sara enseñando a jugar a los abuelos a Dobble

Estas navidades, Dobble ha lanzado la versión Kids, orientada a los más pequeños. En esta versión, los dibujos se han cambiado por animales, para que a los niños les sea más fácil reconocerlos. Consta de 30 cartas y 6 figuras por carta, aunque la mecánica del juego es la misma.

La tarde de la presentación, además de merendar, pudimos jugar un rato a Dobble. Aunque el juego está orientado a niños a partir de 4 años (6 años la versión normal), Sara se lo pasó de maravilla. Pude descubrir que tiene mejor concentración que yo y encontraba las figuras muy deprisa. Incluso alguna vez me ganó y prometo que no hice trampas. En este vídeo se pueden ver a Sara y Lucas jugando a la versión estándar. Aunque muchas de las figuras que salen en las cartas de mayores ella no sabe cómo se llaman, pero las señala para llevarse su carta.

Este juego de cartas tiene varios puntos que me han convencido y vamos a jugar mucho en casa (y en la calle):

  • Rápido – las partidas son rápidas y dinámicas, con lo que el juego no se hace nada pesado, sobre todo pensando en niños que se aburren pronto de todo.
  • Pequeño – su reducido tamaño, en una pequeña caja de lata, me dio la idea de llevarlo en el bolso. Así, la espera en un restaurante hasta que nos traigan la comida, por ejemplo, será mucho más amena. Puedo decir que este fin de semana ya lo he usado de esta manera y me ha gustado la idea.
  • Precio – los juegos de mesa no suelen ser baratos. Pero Dobble tiene un precio bastante ajustado,  14,99 € la versión normal y 12,50 € la versión Kids.
  • Ayuda al aumento del lenguaje – nosotros hemos estado jugando a la versión normal y Sara ya ha aprendido algunas palabras nuevas.
  • Concentración – mejoran la concentración de todos los jugadores. Tienes que estar muy atento a los dibujos de tu carta para encontrar la figura común.
  • Familiar – momentos para disfrutar en familia

Personalmente, este juego me ha gustado mucho y a los niños también. Estoy segura que vamos a darle bastante uso en casa. Y me parece una idea estupenda para regalar estas navidades o en cualquier otra ocasión.

Una merienda de 5 estrellas en el Hotel Hesperia

¿Cuántas veces has estado en un hotel de 5 estrellas? Yo, déjame contar, esto…una, sólo una vez, un fin de semana romántico que me regaló Jose hace unos años. Y ya, la economía no está para muchas estrellas.

Así que cuando recibí la invitación para ir a merendar al Hotel Hesperia Madrid y conocer de primera mano sus instalaciones, no me lo pensé dos veces y allí que nos fuimos los niños y yo. Y ya digo que salimos bastante contentos.

El Hotel Hesperia Madrid organizó una merienda para madres blogueras junto con actividades para los niños. La idea era darnos a conocer la faceta Family Friendly, con instalaciones y servicios especializados que convierten una estancia con niños en una experiencia inolvidable para toda la familia.

En uno de sus múltiples salones organizaron la merienda para los niños, con un montón de comida gourmet, adaptada a las exigencias y paladares de los más pequeños, delicias apetitosas que entraban muy bien por los ojos y por la boca, claro está. Además, había una esquina dulce, llena de gominolas en tonos azules, de donde los niños no se despegaban. Para amenizar la tarde, unos payasos hicieron reír a los más pequeños mientras las madres pasábamos a merendar a la sala contigua.Hesperia

Y mientras los niños se lo pasaban en grande, nosotras merendamos mientras escuchábamos las novedades del Hotel Hesperia Madrid. Las mesas estaban dispuestas simulando una celebración, de modo que pudimos observar de primera mano cómo sería celebrar un evento allí. Comida y bebida y unos camareros muy atentos a nuestras necesidades.Hesperia

El hotel quiere dejar de ser un sitio exclusivo ligado solamente  a los adultos y por ello ofrecen varias alternativas familiares, donde los niños son bien recibidos. Desde habitaciones para familias, con habitaciones contiguas y detalles para los más pequeños, hasta la celebración de eventos en sus salones.

En las habitaciones familiares todo está pensado para agradar a los más pequeños y como detalle de bienvenida, los niños reciben un neceser Warner, con artículos de baño de Looney Tunes. Si lo que quieres es celebrar un evento, tipo bautizo o comunión, los salones se adaptan a tus necesidades y a  las de los más pequeños. Posibilidad de contratar decoración y animación, menús especiales para alergias e intolerancias, un bonito regalo para el homenajeado.Hesperia

Y ya, si el dinero no es un impedimento para ti, porque seamos sinceros, barato no es, puedes celebrar alguna de las múltiples fiestas de Navidad en el Hotel Hesperia Madrid. Desde comidas y cenas, hasta la posibilidad de alquilar una habitación para ver la cabalgata de Reyes desde una de sus terrazas. Yo casi prefiero lo de meterme entre medias de la gente y que los niños se lancen a coger caramelos por el suelo, pero si puedes permitirte pagar 370€ por merendar en el hotel, ver a los Reyes Magos desde su terraza y que los niños tengan unos pequeños detalles, enhorabuena. Si algún año me toca la lotería, me pido ese plan.

Y tú ¿conoces el Hotel Hesperia Madrid?

Gestionando Hijos: la importancia de la educación de nuestros hijos

Hace un año se puso en marcha la primera edición de Gestionando Hijos, un evento relacionado con la educación de nuestros hijos y que contó con muchos ponentes interesantes que me dejaron un gran sabor de boca. Toda la información de lo que aprendí el año pasado la puedes leer aquí.

Debido a la buena acogida por parte de padres implicados e interesados en la educación de sus hijos, la segunda edición tuvo lugar en Barcelona hace tan solo unos meses y fue un gran éxito.GestionandoHijos

Y por fin vuelve a Madrid la tercera edición de Gestionando Hijos. Esta vez el evento principal tendrá lugar el sábado 12 de diciembre, ya que en la anterior ocasión muchos padres se quedaron con las ganas de ir al ser un día entre semana. En esta ocasión, además del evento principal, va a haber diversos talleres muy interesantes que se llevarán a cabo a lo largo de toda la semana en diferentes horarios.

Evidentemente, yo voy a ir y tomaré buena nota de todo lo que acontezca, para luego contártelo todo en el blog. Pero si quieres y puedes ir, lo mejor es estar allí en primera persona y ver cómo la educación y la crianza de nuestros hijos se ve con otros ojos contada por grandes profesionales del mundo de la educación. “La tarea más importante que tenemos en nuestra vida es educar, formar, pasárnoslo bien con nuestros hijos, hacer que sean felices y hagan felices a los demás”.

Desde hoy las entradas están a la venta en su página web por sólo 10€  La entrada a los talleres que se celebrarán durante toda la semana es gratuita, aunque hay que inscribirse para no quedarse sin plaza. Y como novedad, ¡podemos ir con nuestros hijos al evento! Para ello han pensado en un completo programa de actividades y juegos, así mientras nosotros aprendemos ellos se divierten. Toda la información de las actividades para los niños.

En su página web tienes toda la información sobre el evento y los talleres. Pero aquí paso a resumirte algunas de las que me parecen más interesantes.

Carles Capdevila ya participó en el segundo encuentro de Gestionando Hijos Barcelona. Su ponencia, Educar con humor, lleva más de un millón de visionados en YouTube. Vuelvo a compartir aquí el vídeo, por si no lo viste en Facebook. Casi media hora de risas aseguradas. Yo desde luego no me lo pierdo este año.

Javier Urra, primer Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, con muchos libros publicados sobre la importancia de educar bien a nuestros hijos y al que ya conocí en la edición anterior.

Álvaro Bilbao, neuropsicólogo, cree que un cerebro bien cuidado puede prevenir enfermedades neurológicas y ayudar a mejorar las capacidades intelectuales y el estado de ánimo.

Lucía Galán, pediatra y autora del blog Lucía, mi pediatra, para mí uno de los blogs de obligada lectura. Lucía llevará a cabo un taller el domingo 6 de diciembre.

Y así hasta 13 ponentes a los que puedes escuchar en Gestionando Hijos. Marca el día 12 en tu agenda, yo no me voy a perder nada.

¿Celebramos Halloween? Ideas para pasar una noche de miedo

Desde hace unos años está empezando a implantarse en España la moda de celebrar Halloween. Como todas estas cosas, hay gente que está a favor y gente que está en contra, respetables todas las opiniones.halloween

Pero Halloween no es un fenómeno aislado. Mucha gente se niega a aceptar una fiesta típicamente americana. La realidad es que la cultura americana lleva conviviendo con nosotros muchos años y se va metiendo en nuestros hogares. Mucha “culpa” de esto la tienen series y películas de televisión, en las que vemos celebraciones y costumbres que no son nuestras, pero que a muchos les gustaría adoptar. Así, la cantidad de restaurantes americanos que pueblan nuestras ciudades es inmensa. Y yo no reniego de la comida casera, para nada, y evito lo máximo posible la comida rápida y basura, pero no negaré que para los niños y para mí, ir a comer a un restaurante americano que nos encanta es como una fiesta, y siempre vamos a ese sitio para celebrar nuestros cumpleaños y en ocasión de algún día especial.

Del mismo modo, cuando llegan las Navidades, hace ya años que vemos adornos, figuras y actividades relacionadas con Papá Noel. Pero este señor gordo, con cara de bonachón y vestido totalmente de rojo no es producto nacional. Al contrario, cuando yo era pequeña, esperábamos ansiosos a que llegasen los Reyes Magos y desde entonces hasta ahora, Papá Noel fue llegando desde América para instalarse en nuestros hogares y dejar que los niños disfruten de sus regalos con unos días de antelación. Ahora, por el mismo precio tenemos dos personajes que traen magia y regalos a los niños.

Al fin y al cabo, es por ellos, por los niños, por los que hacemos estas cosas, al menos en mi caso.

La fiesta americana de Halloween coincide con nuestro tradicional día de los santos. La diferencia está en que en España, este día es un día triste, donde la gente va a los cementerios a llorar a sus seres queridos. Si nos paramos a pensarlo, me parece una hipocresía, ¿durante todo el año no nos acordamos y el 1 de noviembre vamos al cementerio? Cuando un ser querido se nos va, el dolor y el vacío que deja es tan grande que no necesito una fecha concreta del calendario para recordarle ni para ir a visitar su lugar de descanso, ya lo hago cada día.

Halloween es en realidad una celebración de origen celta y llegó a América a través de los inmigrantes irlandeses. Los antiguos celtas conmemoraban la festividad de Samhain, que significa fin del verano. Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el otro mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. (fuente Wikipedia).

Desde hace unos años, celebrar Halloween es una costumbre que ha entrado en nuestras casas. Hacer algo diferente y divertido con los niños es lo que importa y a ellos les encanta disfrazarse y dar sustos, e incluso recibirlos. Pero como la economía no está muy sobrada últimamente, gastarse mucho dinero no entra en nuestros planes.

Fiestas de disfraces

Hace unos años Lucas llegó del colegio diciendo que iban a celebrar Halloween y que tenía que disfrazarse. Como me pilló un poco desprevenida, pasamos al plan zombi. Estrategia que hemos usado varios años más. Ser un zombi es bastante barato. Sólo nos hace falta ropa vieja y/o estropeada que tengamos por casa, ya sabemos que los zombis van siempre hechos un desastre. También necesitaremos maquillaje blanco y rojo y negro. Para el negro uso sombra de ojos y el blanco y el rojo lo puedes encontrar en tiendas de chinos, disfraces y Amazon por un par de euros.

A Sara le compré un disfraz de bruja en una tienda de chinos que me costó 8€. Lo cogí un par de tallas más grande y así tengo disfraz para varias veces. Además, como hay que ahorrar, el año pasado se puso el traje para la fiesta de la guarde, para la fiesta que hicimos nosotros y este año va por el mismo camino. ¡Amortizado!

Te enseño alguna foto de nuestros últimos disfraces caseros y baratos. Y en internet puedes encontrar muchísimas ideas.

 Halloween

Comidas y fiestas

Ya tenemos los disfraces, ahora hay que lucirlos. El año pasado hicimos una fiesta en el local de la comunidad y nos juntamos mucha gente, todos disfrazados. Decorar el lugar tampoco es caro, en las mismas tiendas de los chinos tienen decoración de todos los tipos y de todos los precios, y entre varias personas, con un par de euros  podemos comprar arañas para colgar, murciélagos y telas de araña. La idea es ambientar el lugar un poco, la animación la pone la gente.

Si hacemos una fiesta con varias personas, lo mejor es que cada uno se encargue de llevar algo de comer. Es mejor hablar esto antes del día señalado, para no juntarnos con cosas iguales. Y con un poquito de imaginación, podemos tunear la comida para que parezca de miedo. No he encontrado fotos de las cosas que he hecho yo personalmente, pero también te dejo algunas ideas.

Cortar el queso con forma de miedo y dejar que se funda sobre la hamburguesa

Cortar el queso con forma de miedo y dejar que se funda sobre la hamburguesa

Cortar tiras finas de hojaldre y enrollar las salchichas. Meter al horno y decorar

Cortar tiras finas de hojaldre y enrollar las salchichas. Meter al horno y decorar

Una alternativa a las fiestas caseras es salir a cenar en algún sitio tematizado de Halloween. Hay multitud de restaurantes que se decoran para la ocasión, crean un ambiente lúgubre y hasta los propios camareros están disfrazados.  Restaurantes de estilo americano, para no perder las costumbres propias de la tierra.

Y si no queremos perdernos la diversión de Halloween y pasarlo por todo lo alto, lo mejor son los parques de atracciones. Diversión a raudales y mucho miedo para pasar un día en grande. Todos los parques se decoran por estas fechas y suelen incluir pasajes del terror gratuitos, así como actuaciones y pasacalles de miedo. Hace unos días estuvimos en el Parque de Atracciones de Madrid, y aunque había mucha gente como es normal en este tipo de eventos, lo pasamos genial. Entramos en algún pasaje del terror y disfrutamos con la Monster Parade, un montón de seres de inframundo que salen a aterrorizar a los más valientes. Es espectacular lo bien caracterizados que están algunos. En unos días también iremos al Parque Warner, puedes leer lo bien que lo pasamos el año pasado.Halloween

Cine de terror

Y si llega la noche y no tenemos sueño, hay otro plan que no puede faltar. Ver películas de miedo. Con Sara hemos visto en un par de ocasiones Hotel Transilvania, película llena de monstruos muy graciosos con los que pasar un rato agradable. A ella le encanta Blobby, la cosa esa verde y viscosa que recoge de todo en su interior. Y estamos deseando ir a ver la segunda parte al cine. Y con Lucas, qué decir, ¡por fin le encantan las pelis de miedo! Las películas de terror son un género que siempre me ha encantado y estaba deseando poder ver algunas películas como Poltergeist con él. Ahora ya se ha aficionado y en cuanto se entera de alguna nueva de miedo, allá que vamos los dos. Eso sí, las luces no pueden estar muy apagadas y el volumen no demasiado alto, todavía no hemos llegado a ese punto. Hemos visto juntos Pesadilla en Elm Street, Insidious, Guerra mundial Z y alguna más y tengo pendiente El Resplandor y El exorcista, películas buenísimas y que a mí me encantaron en su día, pero que no sé si van a convencer del todo a Lucas por los anticuados efectos especiales, aunque tiene que ver que lo importante es la trama en sí.

Bueno, está claro que Halloween ha llegado a nuestra casa para quedarse. Los niños disfrutan y eso es lo que a mí me importa. Este año, Sara tiene fiesta en el cole y por la tarde vamos a hacer alguna cosilla para los niños de la urbanización. Lucas también tiene una fiesta por la tarde en el instituto, los alumnos van a montar un pasaje del terror. Y para poner el broche final, nos vamos a ir a cenar un montón de amigos con los niños, todos disfrazados, por supuesto.

Y tú ¿celebras Halloween? ¿Cuál es tu plan para este año?

 

Preparando los regalos de Reyes

Uy, parece que falta mucho para las Navidades, pero no, el tiempo se pasa rápido y la experiencia me ha hecho aprender que en cuestión de regalos, es mejor no dejar las cosas para última hora. Dejar las compras de Navidad para los últimos días conlleva precios más altos, mucha más gente comprando y la posibilidad de quedarte sin el juguete que estás buscando, si es algo muy demandado.

Por ese motivo, todos los años por estas fechas empiezo con los preparativos. Y es que un año, cuando Lucas era pequeño, me pilló el toro. Recuerdo que pidió un juguete de unos muñecos que por aquel entonces le gustaban un montón, había dibujos y todo en la tele, los Gormitti. Lo fui dejando, lo fui dejando y cuando fui a buscar el juguete en cuestión, estaba agotado. Me recorrí un montón de tiendas buscándolo y nada. Al final, después de mucho buscar lo encontré, pero me salió bastante caro por toda la gasolina y todo el tiempo que gasté hasta encontrarlo.

Así que desde entonces, las compras de Reyes empiezan en Octubre. Aunque cada vez me lo ponen más difícil.

Con Lucas me encuentro un poco perdida. Está a punto de cumplir 14 años y ya no le sirve cualquier cosa. Comprarle ropa dejó de ser una opción hace un par de años. Por más que siempre intento coger algo que sea acorde a sus gustos, no sé cómo me apaño que nunca acierto. Así que ya nos hemos llevado algún disgusto los dos; yo porque no le gusta lo que le he comprado y él porque se siente mal por no gustarle lo que yo le he cogido con tanto cariño. Algo con lo que seguro que sí acierto son las zapatillas. Tiene una marca favorita y un estilo que conozco de sobra, así que por ese lado acertaré seguro. Pero me sacas de las zapatillas y ya no sé qué más regalarle. Accesorios de informática y videojuegos tiene varios, vamos que en ese campo está servido. Aunque seguro que encuentro algún aparatejo que le guste. Libros tampoco puedo regalarle porque hace poco le regalé un e-reader y ya los de papel no entran en casa. Estoy abierta a escuchar ideas y consejos, ¿me ayudas a encontrar regalos para un chico de 14 años?zapatillas

Y luego está Sara. Con ella casi lo tengo todo listo. Ya he comprado varias cosas que seguro le encantan. Al final prefiero encargarme yo misma de los regalos que le van a hacer los demás. Ya me he cansado de juguetes repetidos, juguetes cuya edad recomendada es superior a la que tiene Sara o ropa que le queda pequeña o que no me gusta nada. El año pasado lo hice así. Yo compré todos los regalos y luego fui repartiendo entre los abuelos y tíos, que sólo se tenían que encargar de envolver el regalo y darme el dinero. Fácil para ellos, un acierto para ella.

El principal regalo va a ser la bici. Lleva tiempo pidiendo una. Incluso hemos pasado por una tienda a probarlas y ver cuál es la medida que le sirve. Ha elegido una con una cesta delante para llevar cosas. Y no para de hablar de la bici que le van a traer los Reyes Magos. Así que ese regalo está claro y será de mi parte. Para el resto de la familia, ya he cogido varias cosas, un maletín de médicos, pues le encanta jugar a ser enfermera como mamá y me saca las cosas del botiquín para jugar de vez en cuando.maletín médico

También le he cogido unas cuantas cosas para pintar, se puede pasar horas dibujando y pintando, nos ha salido artista la niña. Le he cogido un espirógrafo. Yo tenía uno de pequeña y me encantaba hacer dibujos con él. ¿Sabes lo que es? Es un juguete para hacer diseños geométricos, mediante distintos engranajes que encajan unos dentro de otros. Según dónde pongas el lápiz, el dibujo sale de distinta forma.Espirógrafo

Otra de las cosas que le he cogido es una caja de plástico con pinchitos de colores para hacer dibujos (uf, qué mala soy con eso, no sé cómo se llama en realidad). Con esto se fomenta la psicomotricidad fina, además de la imaginación.puzzle plástico

Ambas cosas las he comprado por internet, soy bastante dada a las compras online, como ya he comentado otras veces. Comprando desde el ordenador puedo comparar precios y ahorrar tiempo en desplazamientos. Y si encima me lo mandan a casa, te aseguro que no puedo resistirme.

Aún me faltan un par de cosillas que terminaré de comprar en unos días. Creo que una de ellas será una muñeca…aunque de eso te hablaré la semana que viene. Y tu ¿compras los regales de Reyes con antelación?

A %d blogueros les gusta esto: