No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Ayer fui a la piscina con los niños y mi madre. Allí, mi madre se encontró con una amiga y se pusieron a charlar. Las típicas preguntas y ya sale el tema de los nietos. Mi madre le preguntó por el suyo y de pronto, empieza la conversación de la abuela:

Nos cuenta que TODOS lo han  pasado fatal con su nieto de 11 meses. Preguntamos qué le pasaba, pensando que habría estado malito o algo y va y nos suelta que el niño, con 11 meses estaba enviciado con la teta y no quería comer potitos, no había manera, solo quería teta y le tenían que obligar a comerse los purés, medio potito a la fuerza, con llantos y todo. Que estaba muy delgado porque la teta no le dejaba comer purés.

Aquí ya empiezo yo a poner una cara…. Y claro, intento hablar, aportar algo a la conversación. Pero la señora no me dejaba. Ella erre que erre. Yo no quiero juzgar a nadie, sabéis que ante todo, respeto. Y en este caso, como en muchos, el desconocimiento es lo malo, que de verdad creían que el niño tenía vicio. Pero lo que me sentó mal era que la señora no me dejaba hablar. Y que siguiera con el tema.

Así que ella siguió relatando:

-Qué mal lo hemos pasado todos, con tanta teta y sin comer, se iba a poner malo. Fuimos a la pediatra,  nos dijo que lo mejor era quitarle la teta de golpe, porque además, se despertaba dos veces por la noche para mamar, que vicio. Y encima, el crío un maleducado, porque en mitad de la calle le levantaba la camiseta a la madre para mamar, pero bueno, enviciado total, mira que cosas hacía.

Comprenderéis que aquí, yo ya de todos los colores, porque en este caso, la que estaba juzgando era la abuela. Y en ese oportuno momento, mi princesa decidió que quería teta, y como iba en el portabebé y yo en bikini, más fácil, imposible. La señora me puso una cara….

–“Madre mía, ¿qué tiempo tiene esta niña? Es más grande que mi nieto. ¡Qué vergüenza! ¿Y como no le quitas la teta?”-

Así que, como no me dejaba explicar nada, de los beneficios de la lactancia, directamente, me di la vuelta y la dejé con un palmo de narices, pensando en el vicio de mi hija, allí, hablando con mi madre, que ahora os cuento el final de la conversación.

 Vamos a ver, analizando la conversación tranquilamente, esto es lo que veo.

  • La abuela hace suyo un “problema” del nieto (veis que va entre comillas la palabra problema, porque desde luego, aquí no hay ningún problema). En este caso, la abuela se ha metido hasta el fondo en la lactancia de su hija y de su nieto. En ningún momento ha hablado de lo que sentía la madre de la criatura. Vamos, que me juego el cuello a que por culpa de la abuela, esta madre y este bebé han dejado la lactancia. Tantos comentarios sobre el vicio del niño, sobre que hay un problema, dice que fueron a la pediatra, ella presente en todo el proceso….. ¿Porque no puede dejar la gente en paz a las madres con sus hijos y su forma de crianza? 
  • El niño no comía nada, estaba delgado, no quería puré y le metía la comida a la fuerza- La leche materna debe ser el principal alimento del niño durante sus primeros dos años de vida, tiene todos los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo y nutrición. Y hay que complementarla con el resto de la alimentación. Así mismo, la alimentación complementaria debe “complementar” a la leche, no sustituirla. Y nunca, jamás, se debe forzar al niño a comer, no hay que obligarle y menos, hacer que el niño llore a la hora de la comida, porque entonces, la hora de comer se va a convertir en un trauma. Si este niño no quería terminarse los potitos, podía ser por varias causas: que con la lactancia estaba satisfecho y no necesitaba más comida, que sea un niño que come menos (aquí también tengo que puntualizar, ¿que come menos que qué? ¿Qué las cantidades estipuladas por quién?, No todos los niños comen ni deben comer las mismas cantidades, y no por eso hay que etiquetarles como malos comedores) y que no le gustase el sabor de los potitos y prefiriera comerse unos cuantos macarrones. composición de la leche materna en el segundo año
  • La parte del pediatra, en la que le dice que suspenda la lactancia a la fuerza, ufff, esa me deja sin palabras. Porque volvemos al tema que ya hemos tocado más veces. Las madres se dejan aconsejar por los profesionales sanitarios, creyendo que estos son expertos en todo. Ese pediatra, debería tener más conocimientos en lactancia y haberle explicado a la madre que la leche alimenta más y mejor que un puré. Pero por lo que veo, el pediatra en cuestión no es de los que fomentan la lactancia, al contrario, es de los que creen que ¡un puré de verdura es más sano que la teta! Desde luego, en caso de que la madre quiera destetar a su hijo, por cualquier causa, nunca, jamás, vería aconsejar hacerlo a lo bestia.
  • Comenta que el niño se despertaba varias veces en la noche para mamar- Los niños pasan por distintas fases del sueño, lo lógico es que se despierten y no sepan volver a dormirse solos, para eso tiene que pasar tiempo. Y además, como al resto de los humanos, a ellos, no les gusta estar solos. Se despiertan y buscan a la madre para quedarse tranquilos, calmarse y volver a dormirse. No es por la teta, es por evolución. En contra de la creencia popular, el hecho de que un bebé tome lactancia artificial no significa que vaya a dormir toda la noche del tirón. Sí es cierto que hay estudios que demuestran que los bebés que maman, tienen más despertares nocturnos. Pero estos despertares son saludables y previenen, en muchos casos, el síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Cuando ya habla de vicio y de que el niño era un maleducado… La teta no es solo alimento, como ya he contado más veces, es consuelo, es paz, es cariño, es amor, es un lugar donde refugiarse, es donde se calman los golpes, es donde se relajan para dormir, es un lugar para reírse. La teta sirve para todo eso y más. Un bebé que busca la teta y a su madre, no lo hace por vicio, lo hace para calmar alguna necesidad o por el simple hecho de querer contacto físico. Y ya, lo de decir que un bebé de 11 meses era un maleducado… Vamos a ver, ¿Cómo puede alguien pensar que a un niño menor de 1 año le puedes explicar que en casa se puede mamar, pero que en la calle, si tiene hambre, sueño o pupita, se tiene que aguantar, porque no está bien que mamá se saque las tetas en público? ¿y porque se empeña la gente en pensar que dar de mamar en público es algo malo y ofensivo?

Cuando mi madre volvió un momento después de la conversación con esta señora, me contó, que después de todo, al niño le quitaron la teta. Que lo pasó fatal unos días, llorando a todas horas, pero que ya se había acostumbrado (pobre mío, acostumbrarse así a lo bestia, a sufrir una pérdida). Que ahora conseguían que ya se tomara casi todo el potito de verduras pero que no quería tomar leche de fórmula. (Ahora sí que puede tener un problema de alimentación, porque está ingiriendo menos calorías de las que tomaba antes). Y que de momento, se seguía despertando varias veces en la noche, pero que en cuanto le obligaran a tomarse los biberones cargados de cereales, seguro que ya dormía del tirón (jolín, que miedo me da la palabra esa, obligación).  Vamos, que a ese niño, que estaba tan feliz con su teta, le han hecho sufrir, le han quitado su teta querida, y encima, no han conseguido solucionar ninguno de los supuestos “problemas” que tenía.

Se necesita mucha información sobre la lactancia, muchísima más de la que se dispone. Las madres necesitan conocer los beneficios reales de la lactancia materna, necesitan saber que dar de mamar 11 meses, 2 años o 4 no es nada malo, que es beneficioso tanto para el bebé como para la madre, que la leche materna sigue aportando gran cantidad de nutrientes a la alimentación del niño aunque este sea “mayor”, que mamar no es un vicio y que despertarse varias veces por la noche es totalmente normal. Las madres necesitan saber todo esto. Pero sobre todo, necesitan tener el valor de decirles a esas abuelas/vecinas/tías/amigas/desconocidas/pediatras que la lactancia es lo más sano y natural para sus hijos y que dejen de hacerles ese tipo de comentarios y de meterse en su forma de crianza.

Comentarios en: "Un nuevo caso de desconocimiento sobre lactancia" (19)

  1. Muy de acuerdo con todo lo que expones y ojiplática me quedo con la “maleducancia” de un niño de 11 meses… Mal educada la abuela esa! Que hay que dejar hablar y escuchar señira! No sé cómo aguantaste Diana… Eso tiene que ir en el carácter… Yo no me hubiera aguantado calladita. ¿Vicio? ¿A qué? Sin más. No voy a entrar más que tú ya lo has explicado muy bien.

    Un besazo grande!

  2. Izabela dijo:

    Vaya historia más triste, no quiero imaginarme la frustración que debe sentir, tan pequeño, tan de golpe y tan a la fuerza. Ójala opinar costara dinero…

    • Uf, a mi también me dió una lástima pensar en ese bebé y ese destete a la fuerza…. Que rabia de sociedad opinionista.

  3. Hay mucha gente que sabe poco de la lactancia, pero que ni se esfuerza en conocer lo, solo juzgan según sus propias y anticuadas ideas…

    • Eso es lo que me da una rabia…. No me dejaba decir nada, me cortaba, no le interesaban ni mis conocimientos ni mis opiniones, así que cuando me vio con la nena a la teta y no me dejó hablar tampoco, me largué para no escupirle la rabia que llevaba dentro.

  4. Ana Ruiz dijo:

    A mí lo.que me da es una pena tremenda del bebé, pobrecito, cómo le han hecho sufrir, tan pequeño e inocente, ganas me dan de coger a la abuela metomentodo y.a la pediatra salvaje por.los pelos gggggrrrrrrrrrr.Hay que ver con lo bonito que es dar teta y.las vueltas que les dan algunos.

    • Es que me estaba poniendo de todos los colores, de la rabia y de que encima, cada vez que intentaba opinar, nome dejaba, la señora esa. Pobrecito el niño, que mal lo habrá pasado

  5. como me enfadan esas señoras metiches, pobre hija y pobre nieto!! efectivamente es preocupante que existan pediatras que piensen así acerca de la lactancia materna. O tal vez era la visión de la abuela nada objetiva… Lo mejor de todo fue tu bofetada con guante blanco cuando tu nena quiso teta jajajaja se tuvo que poner verde la doña.

  6. Lo que hay que ver… y oír… que yo también me he llevado mis sermones de abuelas en el parque y de madres que le dan chocolates a bebés de 10 meses… pero la mala soy yo, según ellas, claro… Qué mal que lo pasamos a veces con estas cosas, como dices, es el desconocimiento lo que puede hacer mucho daño.

    • Ains, es verdad, nos critican por dar teta las que dan a sus hijos mc donalds con 1 año. Que mal está todo

  7. Ya me dicen a mí que cuántas veces le doy la teta al peque…. y tiene sólo dos meses! No quiero pensar lo que me dirán cuando sea más mayor y sigamos con la teta a cuestas.

    Desde luego la gente debería meterse en sus asuntos y dejar a las madres con sus hijos y sus tetas.

    Saludos.

  8. Utilizar la palabra vicio para referirse aun bebé de 11 meses ya me parece increíble… Lo peor es que por ignorancia piensan que lo hacen por su bien y fíjate que cambio para su alimentación. En fin! Poco a poco…

    • Me pone negra ese tipo de palabras, vivio un bebbé? Ains madreee. Ahora, después del mal rato que se llevó el pobre, cuando siga sin dormir toda la noche del tirón y sin comer todo lo que ellos quieren, ¿a quien van a culpar?

  9. Precisamente en el libro de Carlos González sobre lactancia materna, “Un regalo para toda la vida”, se acusa directamente a este entorno formado por madres, suegras, tías y amigas de desanimar a las madres durante la lactancia y hacerles ver problemas que no existen, llenándolas de temores y haciendo abandonar precipitadamente esta forma de alimentación. Yo estoy intentando curtirme por adelantado para que todos estos comentarios no me afecten ¡a ver si lo consigo!

    • TRaqnuila, que creo que el conocimiento que ya tienes es muy importante y llevas un camino recorrido. No sabes con la de comentarios que he tenido que lidiar, pero bueno, pasando de todos.

  10. Ke rabia me dan estas cosas… Sin ganas de aburrir a nadie me gustaria aportar un resumen de mi historia…
    Una semana despues de dar a luz acudí al hospital con una hemorragia impresionante y pase por quirofano dos veces, un legrado y una embolizacion uterina ( algo verdaderamente traumatico)… Mientras me operaba, me tenian en reanimación y tal, le dieron leche de formula a la niña, algo que me parece totalmete logico dado que yo no la podia amamantar, es más.. después por mi propia decisión no le di el pecho durante 24 horas mas por todos los medicamentos que me habian administrado; lo fuerte viene ahora, pues mientras estaba en reanimación después de la segunda intervención, muerta de miedo y dolor por todo lo que habia pasado y sin dejar de pensar en mi niña y en las ganas que tenia de estar con ella… de verla… de olerla..de todo… Pedí un sacaleches porque tenia los pechos a reventar duros como piedras y vino a verme un doctor , EL LISTO lo llamo yo.. el cual se tiró mas de media hora de reloj tratando de convencerme de que abandonara la lactancia. (Todavía no entiendo que ganaba el con eso), Pero intantaba por todos los medios que dejara de amamantar a mi bebé poniendome como escusa que después de un postparto tan horrible como el que estaba teniendo ¿para qué iba a hacerlo peor? que si ¿acaso no tienes bastante sufrimiento ya como para estar preocupandote por un sacaleches y por la lactancia?
    NO PODIA ENTENDER COMO ME PODIA ESTAR DICIENDO TODAS ESAS COSAS EN UN MOMENTO TAN DELICADO, QUE NO VENIAN A CUENTO Y QUE A EL NO LE INCUNVÍA PARA NADA….
    Tal vez en otro momento me hubiera puesto como una fiera pero lo unico que le dije sedada con la morfina fue que hiciera el favor de dejarme tranquila, que tal vez no podria darle el pecho a mi hija 1 dia, quizás 2 o 3 pero después podria darselo 1 año, 2, 3 o los que ella y yo quisieramos y pudiesemos…
    Pues no contentos con esto, la semana pasada fuimos a una revisión de peso con la enfermera (nisiquiera con la pediatra), y según ella la niña no habia cogido suficiente peso esa semana (habia cogido 50gr y deverian ser 150; pero tengo que añadir que las dos semanas anteriores engordó 300gr por semana ¿y ahí por coger el doble no pasa nada? ¿no se tiene en cuenta?) y literalmente me dijo VAS A DARLE LECHE DE FORMULA A DEMANDA y yo le contesté que me parecía estupendo pero que se la daría despues de darla de mamar y me dijo que NO, QUE MEJOR SUSPENDIERA LA LACTANCIA MATERNA DIRECTAMENTE PORQUE EN EL MOMENTO EN EL QUE EMPEZARA A DARLE LA LECHE DE FORMULA LA NIÑA ME PEDIRIA MENOS PECHO Y SE ME TERMINARIA CORTANDO LA LECHE…. yo flipaba… pero esta vez sin morfina si que le dije que no me daba la gana y que antes que dejar de producir leche ¿por que no darsela a la niña? ¿por que no extraerla con el saca leches y darsela como “ayuda” despues de sus tomas para que suba de peso?
    Se que no todos los medicos son iguales pero que manía estoy cogiendo a la gente que opina tan a la ligera… pero de todos modos las opiniones de abuelas…amigas.. vecinas etc siempre me han dado igual, otra cosa es el personal sanitario… ¿siendo su profesión no deberían estar mejor informados?
    Ahora mi hija tiene un mes y 4 dias y miedo me da todo lo que me queda soportar llevando tanto a cuestas en tan poquito tiempo…

    • Madre mía Natalia, que lástima me da leer historias como la tuya. Menos mal que por suerte tuviste más sentido común que esa gente y sigues con una feliz lactancia. Yo también he tenido que oír en alguna ocasión comentarios así de desconsiderados y ahora, con casi 21 meses, me siguen diciendo cosas….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: