No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Hace un par de meses, tuvimos una desgracia en la familia. Mi tía falleció de pronto. Era sábado, mi madre estaba trabajando en el hospital y mi padre se había ido a ver el fútbol  sin el móvil, ¡qué raro! Así que me tocó salir corriendo a buscar a mi madre al trabajo y darle la noticia, para luego ir a acompañar a mis primas.

El caso, es que era la primera vez que el papá de la princesa se iba a quedar sólo con ella y con el príncipe. Y era casi la hora de cenar, con lo que seguramente me pillaría la hora de acostarla fuera de casa.

Como ya comenté en otro post aquí, la princesa solo se duerme conmigo a la teta. No hay excusa. Alguna vez que el papá ha intentado dormirla, se pone a llorar histérica. Así que entenderéis mi agobio, porque sumaba el mal momento que estábamos pasando con la angustia de imaginarme a la pequeña llorando hasta caer rendida (no soporto ver a nadie llorar, mucho menos a mi hija).
Cada poco rato, nos comunicábamos por mensajes, que si está contenta, que si está jugando, que si ha cenado genial, que si es la hora de dormir…. Y se nos ocurrió la idea de usar la mochila ergonómica para que intentara dormirla así.

¡Oh invento maravilloso!

La princesa se ha dormido muchas veces siendo porteada, pero siempre fuera de casa, incluso con su padre. Aunque nunca habíamos usado la mochila para dormirla en casa. Pero funcionó, vaya si funcionó.

El papá se puso la mochila y la princesa no protestó en absoluto, imagino que ella no lo vivió como que su padre la iba a dormir, sino que lo vio como un momento de estrecho contacto con su padre, de esos de los que disfruta tanto. Y pasillo arriba, pasillo abajo, con las luces tenues, se le fueron cerrando los ojillos y se quedó profundamente dormida. Yo me quedé bastante más tranquila, pude estar con la familia un rato más y cuando por fin llegué a casa, la princesa seguía plácidamente dormida en la mochila. La saqué con cuidado y la dejé en la cama. ¡Prueba superada!

Desde entonces, la hora de dormir por la noche sigue siendo un momento especial de nosotras dos, no cambiamos el ritual por nada del mundo. Pero algunas tardes, algunas siestas, el papi se coge un portabebé, y pasillo arriba, pasillo abajo, la princesa entra feliz en el mundo de los sueños.
durmiendo

Comentarios en: "El efecto somnífero de los portabebés" (4)

  1. si es que no hay nada como estar cerquita de papá o mamá para que uno se quede dormido plácidamente… la mia también era de dormirse a la teta hasta que descubrió el dormir pegadita a su papi… así que toma su ración de teta y enseguida le busca para irse juntitos a dormir… 😉 feliz semana

  2. Pues gracias por compartir el truco, porque igual nos viene bien ir sabiendo estas cositas para algún día en el que la mamá tenga que brillar por su ausencia. Así evitaremos que el padre muera de estrés en el intento de quedarse por primera vez solo y tratando de controlar la situación.

    • Los portabebés ergonómicos, siempre ergonómicos, son lo mejor para que se relaje el bebé, esté a gusto y feliz y cerquita de quien más le quiere, a parte de los muchos beneficios que les aporta el contacto físico.

  3. Jose Carlos dijo:

    Y el papá tan contento de poder dormir a su pequeña, que es algo maravilloso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: