No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Entradas etiquetadas como ‘prevención de accidentes’

Prevención de accidentes domésticos

Cuando nuestros hijos están a punto de empezar a gatear, es el momento de pararnos a pensar en la seguridad de nuestra casa. Aunque a simple vista no lo veamos, los bebés pueden estar expuestos a infinidad de peligros. Para verlos, lo ideal es agacharse y ponerse a la altura del gateo e inspeccionar la casa por todos los lados. Toda precaución es poca.

Lamentablemente, cada año suceden en España multitud de accidentes domésticos y las estadísticas revelan que los niños son el colectivo más afectado.

Daños en el hogar según forma de ocurrencia (de 0 a 5 años de edad)

Caídas en altura- 40%
Otras caídas- 37%
Objetos punzantes- 6%
Daños por calor- 5%
Productos químicos- 1%
Fuente: Informe IDB 2009.

Para evitar accidentes, lo más importante es la prevención. Para ello, existen unas normas de seguridad que todos deberíamos conocer y seguir.

  • Caídas y golpes
    • No dejar al niño solo en ningún sitio alto, cambiador, cama, silla, sofá.
    • Las barandillas de la cuna deben estar levantadas y a una altura adecuada.
    • Abrochar siempre el cinturón de la trona y de la silla de paseo.
    • Colocar barras de seguridad en las escaleras.
    • Proteger las esquinas de las mesas y muebles con esquineras de plástico.
    • Asegurarse de que el niño no puede abrir las ventanas y quitar cosas que se puedan utilizar como escalón.
    • Colocar protectores en las puertas para que no se pillen los dedos.
    • Evitar el uso de andadores.
    • Cuidar que los suelos no resbalen, que el calzado sea antideslizante, que no haya cosas por el suelo con lo que puedan tropezar.
  • Atragantamientos
    • Evitar juguetes no aptos para su edad, con piezas y partes pequeñas que puedan ser ingeridas.
    • No dejar objetos pequeños al alcance de los niños.
    • No dar a los niños menores de 5 años frutos secos, aceitunas ni caramelos.
    • Cuando un niño tiene comida en la boca, no debe jugar, reírse, llorar ni saltar, por el riesgo de aspiración.
  • Quemaduras
    • Comprobar la temperatura del agua antes de bañar al bebé.
    • Comprobar la temperatura de la comida antes de ofrecérsela al bebé.
    • Evitar que los mangos de sartenes y cazos sobresalgan de la encimera. Procurar que los niños no jueguen en la cocina.
    • No dejar líquidos ni comidas calientes cerca del borde de la mesa.
    • No fumar ni beber líquidos calientes cerca del niño.
    • Mantener fuera del alcance del niño cerillas, mecheros y aparatos eléctricos.
    • Mantener la plancha fuera del alcance del niño.
    • Proteger con rejillas chimeneas, calefactores y radiadores.
  • Electrocución
    • Poner protectores en todos los enchufes, para evitar que el bebé pueda meter los dedos.
    • No sobrecargar los enchufes ni dejar cables a la vista y sin protección.
    • No permitir que los niños jueguen con aparatos eléctricos.
    • Desenchufar los aparatos eléctricos cuando no se utilicen.
  • Intoxicaciones
    • Colocar todos los productos tóxicos (productos de limpieza, medicamentos, abono, insecticidas) fuera del alcance de los niños, con su correspondiente envase. Deben colocarse en armarios altos y cerrados.
    • No guardar productos de limpieza en envases de alimentos.
    • No colocar plantas en lugares accesibles al niño.
    • Tener a mano el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología –91 562 04 20
  • Heridas
    • Dejar fuera del alcance de los niños objetos que presenten superficies o aristas vivas (cuchillos, tijeras, hojas de afeitar…)
    • Colocar los objetos cortantes en cajones con cierres especiales.
    • Los juguetes no deben tener bordes cortantes.
    • No jugar con objetos largos y puntiagudos.

 

A %d blogueros les gusta esto: