No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Entradas etiquetadas como ‘Lily cup’

Celebrando el día de la tierra

El 22 de Abril se celebra el Día de la Tierra en muchos países, para crear conciencia sobre los problemas de superpoblación, contaminación, conservación de la biodiversidad y otros problemas ambientales que nos rodean.

En nuestras manos y en nuestro día a día, podemos poner un poquito de nuestra parte para ayudar a preservar la Tierra y el entorno en que vivimos.

En casa estamos muy concienciados con el tema y en la cocina tengo muchísimas zonas de reciclaje. Separamos cada residuo para depositarlo en el contenedor adecuado. Pero no sólo separamos basura orgánica, papel y cartón, vidrio y plásticos y envases, que son los contenedores que vemos por cada lado. También separamos y reciclamos pilas, bombillas, medicamentos caducados o que ya no necesitamos, todos los componentes eléctricos y el aceite de cocina. Vamos acumulando cosas y cuando tenemos varias bolsas, lo llevamos todo al punto limpio. Pequeños gestos que cuestan poco y que ayudan mucho.

Para ayudar a cuidar nuestra tierra, también hace años que dejé de usar compresas y tampones. ¿Sabes la cantidad de basura que generan estos productos sanitarios? La opción más sana y ecológica son las copas menstruales y no sólo por el medio ambiente, también por mi salud, como expliqué detalladamente es este artículo.

“Una mujer menstrua de media 2.470 días durante toda su vida, ¡lo que equivale a 7 años seguidos! Por este motivo las diferentes opciones de protección para el periodo tienen un significativo impacto medioambiental.

  • Una compresa contiene la misma cantidad de plástico que 4 bolsas de este mismo material.
  • Los aplicadores de plástico de los tampones tardan siglos en biodegradarse.
  • Una mujer tira a la basura de media 125kg de productos desechables de higiene íntima a lo largo de su vida.
  • El peso de los tampones y compresas usados anualmente por las mujeres españolas es de más de 41.000 toneladas, lo que supone más del peso de 4 torres Picasso juntas.” Información obtenida de Intimina.

Lily_cup

Intimina lanza una Calculadora de residuos menstruales, permitiendo a las mujeres calcular el impacto ecológico que tienen las compresas y tampones que desechan todos los meses. Con esta calculadora cada mujer sabrá cuantos productos desechables puede llegar a utilizar en los años que le queden por menstruar, subrayando lo que supone para la conservación del planeta el simple gesto de hacer el cambio a la copa menstrual Lily Cup.

Con una copa menstrual, ahorramos al menos 5 años de compresas y tampones.

Para celebrar el Día de la Tierra y que puedas aportar tu granito de arena, si usas la calculadora de residuos de Intimina, puedes obtener un 15% en la compra de su copa menstrual Lily Cup.

Y tú, ¿cómo ayudas a cuidar el planeta tierra?

Probando la copa menstrual Lily Cup

Hace varios meses que empecé a usar otra copa menstrual, la Lily Cup. En mi afán de probar varias marcas y conocer distintas posibilidades, me topé con ella. Y al igual que he hecho en otras ocasiones, voy a hacer una comparativa con otra marca, para que puedas apreciar mejor las diferencias.Lily Cup

Este copa es de la marca intimina, una marca que además tiene ejercitadores de Kegel, ideales para fortalecer el suelo pélvico debilitado por los partos y por los años.

Como todas las copas menstruales, no absorben el flujo, sino que lo recogen, evitando así la sequedad vaginal, los restos de algodón y las posibles alergias. Está realizada en silicona médica, muy suave.

Lily Cup se presenta en dos tallas, talla A para mujeres que no han tenido hijos por vía vaginal, y talla B, para mujeres que han tenido partos vaginales o con el suelo pélvico débil. Ambas tallas son rosas. Cada copa menstrual viene acompañada de su libro de instrucciones y una bolsa a juego para guardarla.Lily Cup

En comparación con la copa Lady Cup, de la que ya te hablé aquí, el volumen de llenado es bastante similar, 32 ml Lily Cup y 34.6 ml Lady Cup. La mayor diferencia radica en el tamaño, ya que la copa Lily Cup es más larga y más estrecha. En mi caso, esto sí lo he notado una vez puesta, pues mi vagina es corta y parece que una vez puesta, se me sale. Con estas capacidades, puedes usar la copa hasta 12 horas sin necesidad de cambio, aunque esto depende de la cantidad de flujo que tengas. Lo ideal es ir probando los primeros días hasta conocer el tiempo que puedes llevarla.Lily Cup

Como ventaja con respecto a otras copas, decir que no tiene el borde pronunciado, sino que es liso, lo que hace que su extracción sea más sencilla pues no hay un reborde. En cambio, la parte interna está doblada hacia el interior, para impedir que el flujo rebose en caso de que se llene mucho.

Como en todas las copas, el manguito exterior puede recortarse en longitud sin afectar a la calidad de la misma.

El precio de la copa menstrual Lily Cup es 29.95€. Un ahorro a la larga si comparamos con el gasto en compresas y tampones. En menos de 1 año está amortizada. Con un correcto cuidado, puede durar entre 5 y 10 años. Y la ventaja de Lily Cup es que se puede encontrar en farmacias y en algunos centros comerciales, no sólo la venden por internet.

En comparación con las otras copas menstruales que uso, su forma me resulta un poco diferente a la hora de ponerla. He hablado con mujeres que nunca habían usado una copa menstrual y el primer uso con Lily Cup les ha encantado. En cambio, a mí, quizás por el hecho de haber usado antes otras marcas, me dificulta un poco el uso. Con otras marcas, una vez colocada la copa, me gusta girarla un poco dentro de la vagina, para confirmar que está abierta del todo. Con Lily Cup, la parte más larga queda en la pared posterior de la vagina, y la parte corta queda delante. Esto es porque tiene forma anatómica, pero al colocarla no puedo girarla para comprobar que está abierta del todo, sino quedaría la parte larga hacia delante.

La otra desventaja que le he encontrado a nivel personal es el tamaño tan alargado. Dependerá del cuerpo de cada mujer, quizás sea por la edad, por la falta de ejercitación del suelo pélvico, por haber tenido dos hijos o por un poco de cada cosa, mi cuello uterino está más bajo que hace años, tengo el útero más descendido. Esto se traduce en un vagina más corta y la copa Lily Cup, al ser más larga, me llega al cuello del útero. No me molesta puesta pero al hacer algún esfuerzo, la propia fuerza del útero empuja la copa hacia afuera y de pronto la noto en la vulva.

El momento de la limpieza es también diferente. A destacar que no tiene agujeros, lo que impide que quede ningún pequeño resto. Eso sí, al tener el borde anti rebosamiento, hay que fijarse bien en lavar esa zona a conciencia, no quede algo debajo.

Ventajas

  • Venta en farmacias y parafarmacias
  • Fácil extracción al no tener reborde
  • Borde hacia adentro que evita rebosamientos
  • Colores llamativos y bolsa para guardar a juego

Desventajas

  • Tamaño muy grande
  • Forma anatómica que dificulta su colocación
  • Lavado más dificultoso en la zona del bore antirebosamiento

En general, esta copa no es de mis favoritas, es una de las que menos uso. Como ya he contado otras veces, el hecho de tener más de una me da la ventaja de llevar una copa de repuesto en el bolso cuando salgo de casa, y así, si necesito un cambio, en vez de vaciar y lavar la que llevo puesta, me pongo la que llevo limpia en el bolso. A veces uso la copa Lily Cup para llevar de repuesto.

Espero que mi experiencia te sirva de ayuda a la hora de decidirte a dejar atrás compresas y tampones y ser más respetuosa con tu cuerpo, con tu bolsillo y con el medio ambiente. Si tienes alguna duda, estaré encantada de ayudarte.

A %d blogueros les gusta esto: