No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Hace un par de semanas, un domingo de esos caseros, en los que no sabes qué hacer, me acordé de una manualidad que había hecho yo en clase de plástica cuando iba al colegio. Hicimos una máscara de escayola. Recuerdo que fue muy divertido, entre otras cosas porque usamos la escayola para algo más y escayolamos el brazo de una amiga de clase, que le dio un susto tremendo a su madre cuando vino al cole a recogerla… Pero trastadas a parte, ese fue un buen día y quise recordarlo con Sara.

Le propuse hacer una máscara con la forma de su cara, a lo que accedió enseguida. Y aunque no nos ha quedado tan bien como esperaba, la práctica ha abierto la puerta a futuras posibilidades (y a otra manualidad que hemos hecho este miércoles por la mañana, también con escayola). Yo tenía varias vendas por casa, pero creo que en las tiendas de manualidades y en las de suministros médicos, podéis encontrarla sin problema.

MATERIAL

·         Crema hidratante

·         Venda de algodón (en su defecto, en el cole usamos papel de periódico)

·         Venda de escayola

·         Tijera

·         Barreño con agua

·         Guantes

·         Ropa vieja

·         Acuarelas

Material para máscara de escayolaAntes de empezar, decidimos que el sitio elegido para manipular la escayola sería el baño, porque os aseguro por experiencia que mancha. El polvo seco de la escayola cae por todos lados y una vez mojada, mancha bastante. Así que para manchar menos y que Sara estuviese cómoda, vestida con ropa vieja se metió dentro de la bañera, para estar tumbada y con la cara hacia arriba.

MÉTODO

·         Recoger el pelo, poner mucha crema hidratante en la cara y cubrir la cara con venda de algodón, dejando libre la boca, la nariz y los ojos.

·         Cortar tiras de venda de escayola de distintas medidas, de 5, 10 y 20 cm más o menos. Las tiras más largas podemos colocarlas en la cara de arriba abajo y las más cortas las usaremos para rematar pequeñas zonas.

·         Mojar la tira de venda según vayamos a usarla en el agua del barreño y aplicar en la cara. Una vez colocada, con los dedos la alisaremos, para extender bien la escayola. Repetir el procedimiento por toda la cara, apretando bien con los dedos para dar la forma adecuada de la nariz, los pómulos, la forma de los labios, con cuidado de no tapar las fosas nasales, ojos ni boca. Superponer varias capas.

·         Una vez tengamos lista la máscara, la separamos de la cara, metiendo los dedos por debajo de la venda de algodón y la dejamos secar durante varias horas, para que endurezca.

·         Cuando ya esté seca y dura, con una lima y las tijeras, quitamos bordes y suavizamos las zonas más duras. Terminamos de arreglar la zona de los ojos, nariz y boca.

·         Usar las acuarelas para que los niños la coloreen de la forma que les apetezca, a fin de cuentas, es una máscara de su cara.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: