No hay mejor lugar que los brazos de mamá

De nuevo jueves, y de nuevo, le cedo el blog a Una mamá muy feliz, para que nos deleite con las cosas humorísticas de la maternidad. Hoy, se meten en el baño.

Mi tesoro cuando me lo dieron estaba pringosillo y aun tenía restos de parto en la cabeza… ¡es lo único sucio que me han dado y no me he quejado por ello! Yo no sabía que no lo bañaban, que solo lo lavaban como los gatos. Me esperaba que me iban a dar a mi rubio liado en esa pedazo toquilla que regalan las abuelas, de las buenas, con ese lazo que mi madre no me dejó arrancar, con su trajecillo blanco inmaculado y oliendo a colonia de bebé… (Música de deja de soñar)… Pues no, me lo dieron liado en una manta con cada pelota, como mi cabeza de gorda y con una camiseta, se supone que blanca en su origen, solo atada al cuello, con una raya verde que antes de ser raya era Junta de Andalucía…¡¡¡que espernibilidad!!!

Baby in a bath tub

Pregunté varias veces-¿Cuándo lo vais a bañar, cuando lo puedo vestir? Y como no soy pesá cuando se me mete algo en la cabeza…por fin lo bañaron al día siguiente y me quedé con las ganas de asistir al maravilloso evento, ¡su primer baño! pero la cesárea y la jeta que me puso la enfermera/o que se lo llevó me lo impidieron.

La misma noche que llegamos a casa bañamos a mi tesoro, estaba ansiosa por hacerlo, además estrenar todo lo que tenía preparado. Desde entonces disfrutamos muchísimo el momento baño.

Siempre intento tenerlo todo listo antes de empezar. Elementos necesarios:

• El bebé: Lógico, es lo que se va a bañar, aunque tras el baño no me queda muy claro que sea lo único que allí se baña.
• La bañera práctica por los cajones: Es donde se deposita al bebé en cuestión…al bebé y el papi y yo de cintura para arriba.
• Productos varios

  • Champú y gel: con la práctica he aprendido a usarlo en mínimas cantidades, ya que no es plan de montarle al bebé un baño de espuma, más que nada, porque después me dejo la vida para aclararlo y lo saco al pobre más arrugado que un garbanzo.
  • Aceite de baño: es necesario ser un bañador profesional para usarlo, yo lo he usado muy pocas veces y tengo que tener un cuidado, es como si me peleara con una trucha para sacarlo, ¡cómo se escurre…! para mi es más práctica y segura la
  • Crema hidratante, también en pequeñas cantidades, al principio dejaba a mi tesoro blanco fluorescente.
  • La esponja: De las naturales, que por lo que cuestan, ya podían ser automáticas y bañar al bebé ellas solitas.

• La toalla: De las buenas, no de las que repelen el agua. Para mi es imprescindible que lleve capucha, que aunque me es casi imposible encajarla en la cabeza de mi tesoro con la bregacina de sacarlo del baño, a mi me ha venido de perlas para sujetar la toalla con los dientes. Diana, jefa en Felizenbrazos, ¿para cuando una mei-toalla fácil de usar, 100% algodón? no se tu, pero yo saco a mi rubio de la bañera con los brazos y me gustaría que el momento fuera feliz… ¿lo pillas? ¿entonces, aceptamos toalla como portabebé? si, si… por favor, a ser posible antes de tener que ponerme un extra de corega ultra a la hora del baño.
• Termómetro: Digo yo como mi madre, modernuras, ¿y si falla? No es plan de pelar a mi tesoro como si de un pollo se tratara, donde se ponga un buen codo ya curtido, ¡eso si que es tecnología punta!
• Calefactor si es invierno: El mío es un “bebé marzo 2012”, así que en los primeros baños no podía faltar. Habitación calentita, que el retoño no pase ni pizca de frío. Los primeros kilos los perdí gracias al calefactor, al efecto sauna que allí se creaba con el agua caliente y al chandalorro feo con ganas, que todas nos ponemos tras dar a luz para estar en casa y si me apuráis, también para salir a la tienda de la esquina. El verano mola más, me convierto en miss camiseta mojada tope sexy (buscador Google frotándose las manos, ¡aquí hay tajo!)
• Papá: En los primeros baños de mi tesoro el papi fue imprescindible. Recuerdo con ternura como cogía al bebé con mucho cuidado, le pasaba la esponja muy despacito mientras le hablaba para que no se asustara. Yo mientras, le iba ayudando y por supuesto grabando la escena; no puedo borrar de mi mente (a partir de aquí imaginación en cámara lenta please) esos brazos musculosos y esos omóplatos al quitarse la camiseta dejando ver los abdominales… ¡lo que hace el calefactor! Ufff, es que fueron tantos meses de embarazo de riesgo, que ya no distinguía la realidad de la ficción.

Hace ya unos meses que nos bañamos juntitos en la bañera grande, con lo de juntitos me quedo corta para describirlo; el asiento de baño de mi tesoro, ¡que derroche de aro!¡que hermosura!, animalitos diversos de goma, todos los botes a modo de barquitos, mi bebé y yo, ¡parecemos sardinas en lata!…Yo que me tengo que echar las piernas al hombro para caber y con el grifo hincado en la espalda, la cual ya tengo contracturada de retorcerme cada vez que le quiero dar al agua. En fin momentos muy felices de Una mamá muy feliz y su bebé.

Comentarios en: "La feliz hora del baño" (18)

  1. Miner dijo:

    Jajajaja eres tremenda. Antes que nada quería decirte que para mí ha sido un consuelo descubrir que no soy la única que pone cámara lenta e incluso banda sonora a la vida jijiji. Me reí un montón imaginándote ahí, con la capucha entre los dientes. Yo la sujeto con la barbilla me temo el momento tortículis de un momento a otro, así que apoyo tu llamada de socorro a Diana, necesitamos una toalla portabebé (es que hasta la llegué a visualizar! )Aunque la mí mayor ya me concedió el título de bañadora profesional y las embadurno de aceite como nadie, prefiero la crema, más segura, menos pringosa, dónde va a parar. Ale, me voy a dar un remojón a la mi pequeña jiji. Pido perdón por escribir sin puntos aparte ni ná de ná pero mi tf está en plan vaguete. Un besín.

    • Jajaja Miner. La toalla está en mente, en la mente de Esther (a ver si la pobre saca tiempo para tantas cosas que tenemos en mente…).
      Y ahora, acabo de imaginaros a ti y a la mamá feliz, las dos a cámara lenta con música de fondo y me parto de la risa!!!

    • Una mamá muy feliz dijo:

      Si Miner, tengo una imaginación y pongo cámara lenta,música y hasta efectos a mis fantasias, porque creeme, los abdominales es pura fantasía, jejejej. Te aconsejo que cojas la toalla con los dientes porque con el cuello se te va a quedar una cara un poco estupidilla, no?? y te va a salir papada, si, y con los dientes lo único que puede pasar es que se te caigan, dentadura al canto y solucionao.
      Gracias por leerme guapa, ah yo tb se sigo en tus historias nocturnas, jajajajja. Besetes.

  2. Buenos días!
    A mis hijas, a las dos, hasta que no se les cayó el cordón, no las bañé. Eso sí, recuerdo como la matrona nos enseñó a bañar a la mayor en la super bañrea del hospital, a cogerla, a ponerle la toalla… Son momentos mágicos.
    Ahora es la mayor la que le enseña a la hermana a echar la cabeza hacia atrás cuando le quito el jabón del pelo.

    • Que lindas, me imagino a la grande ayudando a la peque.

      Besotes hermosa!

    • Una mamá muy feliz dijo:

      Marta que suerte de matrona!!!! a nosotros la enfermera/o ni nos invitó a asistir, bueno ya lo disfruto a diario desde hace casi 15 meses.
      Ole la hermana mayor ayudando y enseñando a la peque!!!!
      Un saludo Marta, gracias por comentar.

  3. jajaja…Una historia muy divertida a la par que tierna. Gracias por copartirla

  4. Mamá muy feliz, tengo que decirte que me partía de la risa, con el momento omóplato al aire y brazos musculosos a cámara lenta, que panzada de reír!!
    Quería poner una foto de un bebé escurriéndose cual merluza de tanto aceite, pero al final, esta de las burbujas me pareció graciosa.

    besitos

    • Una mamá muy feliz dijo:

      Esa foto está muy bien, jejejejje, el nene es rubio como el bebé muy feliz.
      Ayyyyyy mi cari,pues no te creas que a veces lo recuerdo así,mmmmmmmm

  5. ¡Qué tierna imagen la última! Aunque la del papá sin camiseta no está mal, jajaja
    Como siempre, un post muy ilustrativo y divertido.

    • Una mamá muy feliz dijo:

      jajajajja, si,la última imagen es la mejor, parezco un saltamontes!!!!!!!
      Voy a ver si papá baña hoy al tesoro para recordar antiguos momentos, jajajaj

  6. ¡Jajaja! Me ha hecho gracia lo de las toallas que repelen el agua. Yo es que no sé quién las inventó pero a veces me han engañado por el tacto y tengo más de una de esas por casa.

    • Una mamá muy feliz dijo:

      jajajaj pues ahora que lo dices, también forman parte del baño de mi tesoro, son las que pongo en el suelo, así que tenlas cerca que verás como las usas.
      Tienes ya barriguilla????? Un saludo guapa.

      • Una mijilla creo que ya se me va notando, sobre todo por la parte inferior del ombligo parece que está todo más redondito, pero vamos que con mis súper curvas habituales poco cambio me veo de momento.

    • Jijiji, porque todas tendremos toallas de esas??? Besicos a la barriguita incipiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: