No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Entradas etiquetadas como ‘tiempo’

¿Dónde se va el tiempo cuando tienes un bebé?

Esto es lo que se pregunta mi amiga Una Mamá muy feliz

Chicas ¿qué tal andáis de tiempo? Y no me refiero a que no tengo tiempo de ir a la peluquería porque voy al gimnasio, o a que no puedo ir de compras porque he quedado para tomar café, noooo, ¡ese tiempo pasó a la historia!

El tiempo al que me refiero es el básico, el vital…el tiempo para ir a hacer pis antes de tener que cruzar el pasillo que te separa del baño con las piernas cruzadas, rezando para que no se te escape el chorrillo.

Tiempo para completar el programa de mi cepillo de dientes eléctrico que dura 2minutos… ¡una eternidad! Bueeeeeno, lo compensamos con el enjuague bucal que me deja las manos libres…ja, ja, pues tampoco, porque no puedo enjuagarme y cantar para entretener al pequeño; he optado por comprar el enjuague del color de las toallas, que al menos adorna.

Tiempo para poder ducharme sin que luego me arranque trozos de la cabeza, rascándome por no aclararme bien, porque no se si os pasa, pero da igual a quién deje al cuidado del bebé que siempre acaba llamando a la puerta del baño cuando estoy enjabonada diciendo:

-mamáaaaaaaa, que se quiere ir contigo- cachis en los mengues, si te estoy oyendo venir por el pasillo diciendo, “vamos a ver lo q hace mamá”.

Tiempo para que tras ducharme, pueda arreglarme el pelo y echarme crema sin tener que elegir entre una cosa u otra, y al final ninguna; y ya podemos hincharnos de comer fibra, porque se acabaron las visitas al baño para leer… se acabaron para leer, pero no para cantar, porque lo harás a grito “pelao”, para que tu bebé en el salón no llore porque lo has abandonado un minuto… un minuto si tomas fibra, porque si no la tomas, lo llevas claro, tendrás que esperar a dejarlo al cuidado de alguien, que llamará a la puerta del baño y te dirá ….¡¡¡come fibra!!! Voy a empezar a llevarme al niño colgado en la bandolera para estos menesteres….

Hablando de duchas, con los adelantos que hay hoy en día, ¡no sé cómo no han inventado un gel que limpie en seco! qué placer poder ducharnos mientras… jajaja, iba a decir mientras vemos una peli, jajaja.

Y lo de poner la lavadora parece un “deja vu”, me levanto, la pongo y al día siguiente la pongo, y al otro día y al otro…y lo peor es que es la misma lavadora, que no me da tiempo a tenderla y claro ya las arrugas en la ropa… ¡¡vamos ni con un lifting!!

¿Y que me decís de la hora de salir a dar un paseo? El bebé ya está listo, lo dejo en un lugar seguro… y ahora comienza la maratón antes de que se emberrinche… En el tiempo que antes me pintaba la raya del ojo, ahora me visto, me peino, me calzo, preparo la silleta, el bolso, pañales, muda extra, biberón con agua, cojo los abrigos, cierro las ventanas, me aseguro que no dejo nada encendido, todo esto cantando a grito “pelao” para que no se sienta abandonado, y por fin… a la calle… arggg ¿¿y la raya del ojo?? ¡¡No me ha dado tiempo!! Ahhh y sin quejarme, voy un pelín despeinada, sofocada y taquicárdica, pero ¡hoy tampoco me ha dado el infarto!

Aishhhh, claro que me falta tiempo, ¿cómo no me va a faltar? Si el que tengo es poco para dedicárselo a mi tesoro y aun teniendo todo el tiempo del mundo no sería suficiente para disfrutar de él. Es mi bebé quién me hace ser Una mamá muy feliz.

Y ahora me pregunto, ¿tendréis tiempo de leer esto? A mí me ha costado lo mío escribirlo….

A %d blogueros les gusta esto: