No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Cuando tenemos un bebé, en la consulta nos dan unas pautas normales del desarrollo psicomotor. Más o menos, los bebés consiguen hacer determinadas cosas con los mismos meses de edad. Pero es solo orientativo. Si un bebé hace algo un poco antes o un poco después de lo previsto, es normal. Son niños, no máquinas programadas. Sólo en caso de que no sigan un desarrollo normal, de que veamos signos de alerta que nos preocupen, deberíamos consultar al pediatra.

Todos los bebés sanos consiguen los hitos del desarrollo normales para su edad. Unos antes y otros después. Si les dejamos, en condiciones normales todos lo hacen. Pero en esta sociedad en la que vivimos, parece que es mejor el bebe que lo hace antes. El que antes se sienta,  el que antes anda,  el que antes controla el pipi. Y les forzamos para hacer cosas que de todos modos, van a lograr por sí mismos.

Y como en el tema de la maternidad, todo el mundo opina, todo el mundo sabe….pues nos dicen cómo hacer las cosas.

Cuando la princesa era pequeña, me decían, ponla boca abajo y muéstrale objetos coloridos, para que aprenda a levantar la cabeza. Pero, siendo realistas, aunque no la pusiera  boca abajo, iba a tener control cefálico cuando le correspondiera y aprendería a levantar la cabeza por sí misma.

¿A que nadie nos dice, métele sus manos en la boca, para que luego aprenda a hacer ella sola? Entonces, si no la enseñamos a sonreír, a chuparse los pies o a coger objetos con sus manitas, ¿por qué tenemos que enseñarles a sentarse o a andar?

Forzar al bebe a mantener una postura erguida cuando su columna aún no está preparada para ello, no les trae beneficios. Hay que dejarlos que aprendan ellos solos. Y se sentarán, vaya si se sentarán.

Y llegamos al tema de andar, que es el que ahora mismo más me molesta. Todo el mundo piensa que con 12 meses los bebés andan. Tienen que andar. Pero la realidad no es así. Hay bebés que andan con 9-10 meses y otros que no lo hacen hasta los 15, incluso con 18 meses puede ser normal.

Andar es un largo proceso, que requiere maduración de la columna vertebral, coordinación del propio cuerpo, un gran esfuerzo físico, orientación espacial, desarrollo de los músculos de las piernas y un montón de factores más. En la vida de nuestros pequeños, es un paso muy importante. Pero no debemos forzar a los bebés a andar. Andarán cuando estén preparados.

Hace años se extendió el uso de andadores, que obligaban a los bebés a permanecer en postura erguida, apoyados sobre sus piernecitas, cuando aún no tenían control sobre ellas o sobre su espalda. Se priva a los bebés de estar en el suelo y realizar movimientos por sí mismos, desarrollando sus músculos de la forma que corresponden. Además, según la Asociación Española de Pediatría, el andador es la segunda causa de accidentes en niños en el segundo semestre de vida. Por suerte, cada vez hay menos padres que utilizan los andadores, evitando estos desastres.

Pero, qué pasa cuando el bebé comienza a ponerse de pie. Parece que todo el mundo piensa que necesita “ayuda” para aprender a andar, y es aquí cuando entramos en el punto que me molesta sobremanera.

Al igual que el resto del desarrollo psicomotor, un bebé no necesita ayuda para aprender a andar. Si tenemos que sostenerles las manos para que caminen, es que no están del todo preparados para hacerlo. Volvemos al tema de forzar posturas.

Mi princesa, empezó a ponerse de pie, por ella misma, hace un par de meses. Nunca la he ayudado ni alentado. Evidentemente, siempre estaba cerca para evitar accidentes, pero ella sola ha aprendido a ponerse de pie, a dejarse caer de culo, después a sentarse. Ahora da pasos, inseguros, agarrada a objetos. No sabe mover bien los pies. Y está en el intento. A su propio ritmo. Y así quiero que sea.

Pero cada día, de todas partes, me llegan los mismos comentarios, los mismos consejos y las mismas actitudes:

Me preguntan, ¿todavía no anda? Pues no, no anda, ya andará, está en ello, pero no me preocupa, cuando quiere llegar a algún sitio, se deja caer y va gateando, corre que se las pela.

Me aconsejan, dale las manos, sujétala de pie. Pues no, no voy a sujetarla de pie para que ande, si quiere estar de pie, que lo haga, y si no, que se siente.

Y lo peor, como actúan. La cogen de los brazos y la llevan a andar. Pero leche, que no quiero que ande, así no. No quiero que aprenda a andar llevada de los brazos. Y mucho menos, que se le estire de los brazos hacia arriba para evitar que se siente (posibilidad de luxación del codo). Pues parece que todas las personas adultas que ven a la princesa, tienen la necesidad de cogerle las manitas y llevarla a dar paseos de esta postura. Y todos los días, tengo que explicar lo mismo, que así no, que la dejen, que ya andará sola cuando su cuerpo esté completamente preparado para ello.

Anoche mismo, dio dos vacilantes pasos ella sola hacia mí y cayó en mis brazos.

Dejemos que los bebés se desarrollen a su ritmo.

Comentarios en: "¿Porque forzamos a los bebés a hacer cosas para las que no están preparados?" (8)

  1. Nuestra sobrina se saltó prácticamente la fase de gateo y comenzó a andar bastante pronto, con un equilibrio envidiable y con muy pocas caídas. Ahora, con 18 meses todo el mundo se extraña de que aún no hable apenas nada. Dice 4 palabras de vez en cuando (hola, papá, mamá, agua) y pasa del resto del mundo la mayor parte del tiempo. Claro, esto hace que el entorno empiece a opinar acerca de si no va a hablar demasiado tarde. A lo mejor, el hecho de que sus padres tampoco hablen mucho, y de que el padre también fuese más lento en su infancia a la hora de comenzar a hablar, tengan alguna relevancia, pero no creemos que sea un tema preocupante, de momento, como para tener que estar atosigando a los papás todos los días con la misma pregunta ¿y la niña no dice nada todavía?

    • Ya verás, es que en el tema de la maternidad, todo el mundo parece capacitado para opinar y “aconsejar”. Seguramente, tu sobrina hablará cuando lo necesite.
      Es lo mismo que nos pasa a nosotros, todo el día preguntando, y todavía no anda?….

  2. Me encanta este post, y es que siempre hay que darle segundos pensamientos a todos y questionarnos todo lo que se lleva haciendo por norma con los bebés. V tiene cinco meses, los primeros, cada vez que la ponía boca abajo arrancaba a super llorar, a la que me lo hizo tres o cuatro veces, no la puse más boca abajo, digo yo, para qué va a pasar un mal rato la chiquilla, ya se pondrá. Y claro, oyes que tienen que hacer el tummy time por todas partes, pues no, no tiene que hacerlo, cuando controle el cuello ya querrá estar boca abajo, y así es, ahora que ya se puede aguantar apoyada en los antebrazos y con el cuello levantado, no pone ninguna pega, y ha llegado a esa postura sola, y también porque en vez de tummy time que lo odiaba lo que hacía era porteo time, que va más rectita que el cochecito, dónde casi todas las mamás de tummy time las suelen meter, a que vean el techo de un capazo.

    Lo mismo vamos a hacer con la comida, voy probando de darle cosas desde hace unos días, y el día que ella solita lo agarre y se lo meta en la boca, pues ya empezaremos con los trocitos poco a poco 😀

    En fin, que al final voy a hacer un post y todo xD Me parece genial tu post, y debería haber más información disponible sobre los andadores y sobre cómo los bebés no deberían estar siendo forzados a cosas que no les toca continuamente porque creemos que les debe tocar o que así lo aprenderán.

    • Gracias por responder. Y por pensar así. Me encanta ver como cada vez hay más gente que cree en la posibilidad de “escuchar” a nuestros bebés y dejarles libertad.
      Yo también la dejé comer trocitos por sí misma, y no veas lo bien que come ahora. Ya escribiré un post sobre ese tema también.
      Y me encanta que portees a tu bebé. Desde luego, mejor en brazos que en un capazo!!!
      Feliz fin de semana.

      • Pues un post sobre los trocitos iría genial! 🙂 Hay poca información en español de BLW, y otra experiencia de alguien que haya ya pasado por eso y ver como lo hiciste iría super bien!!! Yo ahora he comprado las redecillas esas para ir poniendole cosas y que se las meta en la boca por notar el sabor sin peligro de que se ahogue, lo malo de los trocitos es que claro, van al suelo, y el perro ya ha aprendido que cuando le damos trocitos a la niña, él se tiene que poner muy cerquita y esperar unso segundos para que sea suyo 😛

  3. Cuestion de madres dijo:

    me ha encantado este post… odio eso de forzar y de comparar.. porque todo el mundo tiene que comparar… qué manía… .cada uno lo hará cuando quiera… mi hijo empezó a gatear cuando hizo un año.. antes no lo veía necesario y empezó a andar dos meses después… a él le encantaba empujar las sillas de las terrazas… y la pequeña… se puso de pie con 10 meses y dio sus primeros pasitos… y no hizo nada más hasta los 14 meses y medio… eso sí.. tuvo a mi marido hasta las narices porque solo queria ir agarrada de su mano…. y todos diciendo que así no iba a aprender nunca… y oye… lo hizo… me ha encantado… todo lo que escribes me encanta

    • Muchas, muchas gracias, de verdad.

      Pienso que cada niño es distinto, son seres individuales y como tal, tenemos que dejar que evolucionen.

      Cada uno al ritmo que quiera!!!

      Feliz sábado.

  4. Natalia dijo:

    Mil gracias por este post!! Soy psicopatía y trabajo en atención temprana. Te entiendo perfectamente, ahora mismo estoy viviendo la misma situación con mi hijo de 12 meses. Cada día tengo que escuchar los mismos comentarios y me molesta tener que justificarme y explicar mis razones continuamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: