No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Pues nos ha tocado la revisión de pediatría. En cada Centro de Salud funcionan de distinta manera. A nosotras, nos ha hecho la revisión la enfermera.

Desnudar a la princesa y ponerla en la camilla, ese ha sido el principio del desastre…. Bueno, en realidad, no ha sido para tanto. Pero es cierto que a la princesa no le hace ni pizca de gracia que llegue un desconocido y la coja en brazos. La enfermera la ha cogido para llevarla a la báscula y como lloraba….pienso que habría sido más fácil si yo misma la hubiese puesto allí. En fin. Que yo también soy enfermera e imagino que habrá habido veces en que a mis pacientes les hubiese gustado que actuase de otra manera, aunque quiero pensar que han sido pocas veces.

Luego, ya con el llanto continuo, altura y perímetro cefálico. Está estupenda, percentil nosequé, ni lo he mirado porque los percentiles dichosos me importan poco.

Encuesta sobre alimentación. Tengo que confesar….que he mentido a mi enfermera!!! Y es que, la princesa come de todo. Y a “bocaos”. Con 6 meses, empezamos la alimentación complementaria, me informé mucho y decidí seguir el método babyled weaning, que consiste, básicamente, en dejar que los bebés coman solos y lo que quieran, ofreciéndoles distintos alimentos, sin triturar y sin procesar (ya escribiré otro post sobre la experiencia).
El caso es que la enfermera me explicaba que ahora tenía que empezar a darle tortilla y me puso cara rara cuando le dije que le chiflaba la tortilla de patata. Cuando le dije que ya comía garbanzos, también me miró raro. Así que en ese punto, decidí mentir. Más bien, decidí no contarle toda la verdad, jejeje. Y ella hablaba de purés, papillas y cosas trituradas y yo asistía con la cabeza….

No ha habido nada nuevo en la revisión: consejos sobre seguridad y prevención de accidentes (nuestra casa parece un bunker), consejos sobre sueño (aquí también he omitido decir que colechamos), lavado de dientes (tenemos un precioso cepillo desde su primer diente, que usamos después de cada comida, ella me cepilla a mi y yo a ella, un juego muy divertido) y poco más.

Le han puesto la primera dosis de la triple vírica, que aunque en el calendario de vacunación constaba a los 15 meses, la han adelantado por los múltiples casos que está habiendo de sarampión, debido, en parte, a la absurda idea que tienen algunos padres de que las vacunas son malas y a la llegada de inmigrantes sin vacunar. Ha llorado bastante con el pinchazo, pero hemos hecho “tetanalgesia”, básicamente, meterle el pezón en la boca inmediatamente después del pinchazo, y se ha calmado enseguida.

Y para casita hasta la revisión de los 15 meses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: