No hay mejor lugar que los brazos de mamá

No aguanto los consejos psicológicos gratuitos sobre “cómo educar a un niño” por parte de gente, que no tiene ni conocimientos, ni experiencia ni nada de nada.
Situación: estamos en natación de bebés, sólo hay preciosos bebés menores de dos años nadando con uno de sus papás. En mitad de la clase, y para dar una explicación, la profesora coge a una niña de 15 meses de los brazos de su padre, sin preguntar, sin decirle a la niña lo que va a hacer, nada, sólo la arranca literalmente de la seguridad de los brazos de su padre. Reacción de la niña, ponerse a llorar. Así de simple. La profesora ha repetido el momento de coger a la niña varias veces, con las consiguientes lágrimas y las críticas a la niña por “llorona”. Pero ahí no ha terminado el asunto. La profesora, junto con otra monitora, ha ido a hablar con el padre, a hacerle una encuesta sobre los hábitos en su casa. ¡¡¡Y han decidido entre las dos que la niña llora porque en casa la cogen mucho en brazos!!!! ¡¡¡ Y hasta le han dado la solución para que deje de llorar!!! “Cuando la pobre niña quiera que sus papás la cojan y le den cariño, consuelo y protección, los padres no pueden cogerla y además, se tienen que ir de la habitación y dejarla llorando, para que aprenda a que no hay brazos” ¿Pero qué salvajada es esta???? ¿Cómo se creen capaces dos personas, que casi acaban de salir de la adolescencia y no tienen ni pizca de conocimiento, de dar esos consejos, esas normas, a unos padres sobre como “educar” a su hija? ¿Tiene la niña que renunciar a los cálidos brazos de aquellos que la quieren para que una desconocida pueda cogerla sin que llore? Y esos pobres padres, planteándose si la monitora tendrá razón, uffff. En ese momento me planteaba si debería intervenir, pero siempre he sido un poco cortada para eso. Lo que no me he cortado un pelo ha sido en hablar con los padres una vez fuera de la piscina, darles mi opinión sobre lo desacertado de la monitora, y como su hija, al igual que la mía, se asusta y llora, no porque sus padres las hayan “malacostumbrado” (odio esa palabra) a estar en brazos, sino porque una extraña, sin mediar palabra, la ha apartado de su lugar seguro.

Comentarios en: "Sobre los malos consejos" (1)

  1. Daniela dijo:

    eres mi idola Diana, yo en tu lugar me corto antes y despues!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: