No hay mejor lugar que los brazos de mamá

No recuerdo la última vez que fui a un circo de esos de carpa, desde luego era pequeña y lo único que recuerdo es que no me gustaba. Así que nunca más volví. Cuando Lucas era pequeño, mis padres le llevaron una vez a uno de esos que ponen cada año donde vivimos, yo no quise ir.

Y entonces llegó la cita anual con el circo en el Teatro Price. Cada año, el Colegio de Enfermería de Madrid invita a sus colegiados a una fiesta navideña y siempre lo hacían en el Price. A ese circo sí me gustaba ir. Era diferente a lo que yo recordaba, una puesta en escena muy cuidada, unas actuaciones estupendas y aunque siempre hay cosas que gustan más y otras que gustan menos, por lo general la valoración era positiva. He llevado a Lucas muchos años y a Sara la llevé por primera vez con 1 año y 9 meses; no se movió del sitio, la música, las luces, las personas volando por los aires atraían su atención.

En cambio este año ha sido decepcionante. El Colegio de Enfermería ha cambiado su costumbre y nos han invitado al Circo Mundial, uno de esos de carpa que ponen cada año en Madrid. Reconozco que la idea no me hacía mucha gracia, pero por los niños, hemos ido. Y he salido asqueada y decepcionada.

El circo, después de tantos años, no ha cambiado, sigue siendo ese lugar bajo una carpa roja donde maltratan a los animales.

circo leones

Este era el domador y en esta foto hay pocos leones…

La primera de las actuaciones fue la de un “famoso” domador de leones. Saco a la pista a más de 25 leones y un par de tigres. ¿Puedes imaginar tantos animales juntos en una pista de circo? No tenían espacio para moverse. Los pobres animales tenían cara de pena, de verdad. Cada vez que el domador daba con el látigo en el suelo, cerraban los ojos y escondían la cabeza, asustados. Se me estaba poniendo mal cuerpo, pensando en qué condiciones vivirían todo el año esos pobres animales, confinados en espacios muy reducidos, transportados de un lado a otro continuamente de cualquier forma, seguro que encadenados, castigados de manera sistemática para “aprender a obedecer al amo”. Y que no me intente convencer nadie que los animales de circo viven bien, porque es imposible. Si vas al zoo y tienen dos leones en un espacio que me parece pequeño… ¿imaginas el espacio que necesitarán 25 leones para poder andar, no digamos para correr? Imposible hacer eso en un circo.

Un rato después sacaron a un enorme elefante africano, sólo para que lo niños se subiesen a hacerse fotos por el módico precio de 10€. Un animal tan enorme necesita un espacio enorme para vivir, espacio que tampoco le ofrecen en un circo ambulante, está claro. Espero al menos que el dinero que sacaban de las fotos lo invirtieran en comida para el animal.

Ya estaba bastante revuelta y nerviosa, Lucas no estaba disfrutando del espectáculo y Sara, al contrario que otros años, no paraba quieta, se aburría durante las actuaciones…cuando llegó la hora de los perros. Un espectáculo imitando a los “101 dálmatas”. Imagina mi cara cuando vi que había unos cuantos dálmatas, pero también había dos o tres perros pintados de blanco y con lunares negros. ¿Es la pintura segura para la piel del perro? ¿Los perros serán como Sara, que les encanta que les maquillen, o por el contrario será una tortura para ellos? Muchísimos perros entrenados haciendo monadas en la pista. Sacaron a un chihuahua (pintado de lunares) de un barril en el cuello de un San Bernardo. Vale que esos perros son pequeños, pero tanto como para estar ahí metido… Y después, de un piano, empezaron a salir perros y más perros. ¿Cómo estaban todos esos perros ahí metidos? En ese momento, decidí que el circo había llegado a su fin para nosotros y nos marchamos. Los niños no pusieron ni una pega, Sara estaba agotada y aburrida y Lucas, como yo, alucinado de lo que hacían los animales.

Después de esta nefasta experiencia tengo muy claro que no vuelvo al circo. Si las próximas navidades vuelven a invitarnos a este tipo de espectáculo, desde luego que conmigo no cuenten.

Y tú, ¿qué opinas del circo?

Comentarios en: "No me gusta el circo" (6)

  1. La verdad es que yo no he ido nunca al circo, ni de pequeña. Aunque sí que me gustaría llevar a los niños, tampoco me gustaría ver un espectáculo flojo, aunque cuando pienso en el circo pienso más bien sin animales: payasos, funambulistas, trapecistas, magos…
    Las únicas actuaciones circenses que he visto han sido del Cirque du Soleil, y no trabajan con animales. Aunque en Cataluña si no me equivoco ya han prohibido los espectáculos de circo con animales salvajes.

    • Eso he oído, que han prohibido los animales, lo que me parece perfecto. El resto del circo es un buen espectáculo.

  2. Yo nunca he ido y no me gusta.
    No me gustan ni los zoos ni cualquier sitio en que los animales no estén en libertad!

    • Pues eso, que el circo no es para los animales, de ninguna de las maneras. Se puede hacer circo sin necesidad de maltratarlos, prescindiendo de ellos

  3. Los odio! Circo con animales = maltrato y punto! Tengo recuerdos de mi infancia yendo a circos y nunca me han gustado. Espero nunca llevar a mi hija.

    • Yo desde luego no repito en un circo con animales. Memos mal que hacen circos respetuosos, como al que fui unos días después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: