No hay mejor lugar que los brazos de mamá

Hoy hace cuatro meses que te marchaste. Cuatro meses en los que me siento perdida y todavía, no sé muy bien cómo actuar. Cuatro meses de echarte de menos a cada momento. Y cuatro meses de sentirme sola. A veces tengo días buenos, días regulares, a veces malos, a veces peores.

Si, parece que suena raro, ya que hay mucha gente que me rodea, pero me siento sola. He comprobado que la gente, en general, no me entiende. Y lo entiendo, no te creas. Por desgracia, he comprendido que la gente que no ha sufrido una pérdida cercana e importante, no sabe por lo que estoy pasando. No, parece que esto es como un resfriado, que se cura en unos pocos días, quizás unas semanas, y ya debería estar de nuevo en forma, con ganas de hacer cosas que no me apetecen. Pero no, no tengo ganas de escuchar música, no me apetece arreglarme ni salir a comprarme ropa, no tengo ganas de teñirme el pelo, de ponerme pendientes ni de ir a la moda. Todo eso me parece superficial. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que este tema parece tabú. No se puede hablar de la muerte, así que nadie me pregunta cómo me siento en realidad, no hablan de ti, si sale tu nombre enseguida se cambia de tema. Pero para mí sigues aquí, te echo tanto de menos, necesito llamarte tantas veces y contarte cosas…. “Hace años cuando alguien moría, sus familiares más cercanos pasaban un tiempo de duelo: vestían de negro, sufrían y no salían de casa. El duelo era una época para pensar en la pérdida, vivir para la pérdida. Hemos pasado del duelo a la nada absoluta. Ahora se te muere alguien y en el tanatorio te dicen: tienes que superarlo. Pero ¿y el duelo? ¿Dónde queda el duelo, pensar en la pérdida, en lo que significa la pérdida? – Albert Espinosa, El mundo amarillo”. Justamente, leí esto anoche.

Me fui unos días a la playa pensando desconectar, pero en realidad fue peor. Bajar a la playa y ver a tantos papás jugando con sus hijas, haciendo castillos de arena, disfrutando en la piscina… Y saber que tu no estas y que no vas a estar.

Y Sara… Uffff, no te imaginas lo que te echa de menos, lo que habla de ti. ¡Ay, las malas lenguas que decían que era muy pequeña y que en unos días te habría olvidado! Cada día, habla de ti, ponemos un vaso de leche para desayunar, o un cubierto en la mesa para comer, guarda un trozo de su comida para ti, o se enfada conmigo porque me he sentado en tu silla. Cuando está contenta, habla contigo mirando al cielo, y te cuenta cosas o te las enseña orgullosa. Por las noches, a veces mira por la ventana y te manda un beso. Esta mañana, al despertarse, cuando ha venido Lucas a la cama a jugar un rato con nosotras, ha organizado las almohadas y te ha guardado un hueco, para tumbarnos los cuatro en la cama. No sé cómo se le ocurren esas cosas, pero sí sé que es porque te echa mucho de menos. Y a mí se me parte el alma. Me duele todo de saber que nunca va a poder besarte, ni enseñarte sus logros de verdad. Y lo peor, me duele pensar que ella espera que vuelvas. No tengo ni idea de cómo se maneja esto, de cómo le explico a una niña de dos años que te has ido y no vas a volver.

Ayer pasé el día entero con tus padres. Cada vez que estoy con ellos, vuelvo a casa decaída y con un nudo en el estómago. Ellos están tan felices al ver a Sara, al ver sus logros, al compararla contigo. Yo aguanto el tipo, por ellos, por ella, pero después lo paso tan mal, me cuesta mucho. Aunque me encanta que le hablen de tí a Sara, que le enseñen tus fotos de cuando eras pequeño y le cuenten anécdotas tuyas. Aunque esa noche duerma peor que de costumbre.
Han pasado cuatro meses…

Comentarios en: "Hoy hace cuatro meses que te fuiste" (12)

  1. Jo, lo acabo de leer en el curro, y toy llorando, no te puedo decir que se como t sientes porque la verdad esq no tengo ni idea, ni de lo que me pasaría si estuviera en tu situación, pero creo q tienes razón, q hay q recordar a las personas, y no hacer como si no hubieran existido o cambiar de tema, yo recuerdo a todas las personas que han pasado por mi vida y que por una cosa o por otra ya no están, y a mi hijo les sigo hablando de ellas, por ej de mis abuelos, de sus bisabuelos, siempre les hablaré de ellos, creo que es bueno. Un besazo y mucho ánimo, y haz lo que te apetezca en cada momento, si aun no te apetece arreglarte ni salir ni eso, es normal , ,no lo hagas, y si cuando pase el tiempo lo tienes superado y tb hay momentos en que vuelves al duelo es normal tb, es una manera de recordar. Un besazo a ti y a los niños.

  2. Diana, sólo puedo mandarte un abrazo muy fuerte. En esto no hay tiempos, por mas que se empeñen en decirnos que sí, así que no dejes que te los impongan. Los humanos somos bastante torpes a la hora de enfrentarnos a la muerte, quizá por el miedo, y solemos obviar el hecho para no hacer daño a quien queda, no siempre es falta de empatía. Grita cuando lo necesites. Desahogate. Sara y Lucas te necesitan fuerte, es verdad, pero tú te necesitas sana y si dejas que la pena se te agarre dentro solo por ellos enfermarás. No te metas prisa. Déjate sentir en cada momento lo que toque. Tu vivencia no es fácil, no te fuerces. Te mando el abrazo enorme del que te hablaba al principio… Y el deseo de que pronto dejes de sufrir (pero de verdad, no porque tenga que ser rápido).

  3. mariaddlor dijo:

    Hay Diana, que duro. No puedo imaginar el dolor que tienes que sentir. He llorado contigo. Te admiro por sacar fuerzas para seguir, aunque tu pienses que no es una proeza, sino que no te quedan más huevos. Mucha fuerza, mucha. Un abrazo enorme de corazón.

  4. anyalors dijo:

    Diana,animo cariño,yo no se que decirte solo que estoy aquí para lo que necesites,un beso grande

  5. Es verdad que ahora lo del duelo es cosa del pasado, parece de anticuados y en realidad es una necesidad del ser humano.
    Tu dolor tiene que ser tan grande que creo que no nos hacemos una idea, yo lloro pensando en tu impotencia y en Sara… si necesitas ayuda no dudes en pedirla, hay gente pasando lo mismo que tú y compartirlo con ellos hará que no te sientas tan sola y sepas cómo tratar el tema con Sara.
    Cómo lo lleva tu hijo?
    Mucho ánimo, mucha fuerza, poco a poco…

  6. Que situación más dura Diana… He leído tu post y la verdad que no se cómo lo llevaría yo. Tienes a dos peques grandiosos a tu lado que llenan tu día de rallos de luz. Como bien dices esto no es un resfriado y se permite estar triste, llorar y estrenar lo que uno siente. Te mando mucho ánimo y fuerza para seguir adelante.

  7. un abrazo grande, no puedo decirte que es fácil, porque no lo es, pero debes saber que necesitas un tiempo, para hacerte a todo. Es normal que estés así muchacha. Sólo puedo mandarte un abrazo gigante y decirte que te des tiempo, a ti misma. Se me saltan las lagrimas no más de recordar tu post. Es bieno escribir y sacar.

    Espero que vaya aliviando un poquito el corazón

    besitos

  8. Laura dijo:

    Entiendo cada palabra, cada sentimiento…esta herida no se cura, nunca se curará, en mi caso han pasado 2 años y le sigo hablando, y guardando su silla en la cocina, su ropa en el armario y hasta su cepillo de dientes…tengo su prefume en mi mesita de noche y a veces lo huelo…es un vacío tan grande que ninguna palabra es consuelo…esto no se cura, solo terminas acostumbrándote a vivir así…mi hijo no le llegó a conocer porque estaba en mi barriga, pero todas las noches le da un besito de buenas noches y cuando vamos al cementerio llama 3 veces a “la puerta de los ángeles” (la sepultura) para que sepa papa que estamos ahí, y que siempre estaremos…ánimo! y mucha fuerza!!

  9. Yo quiero darte un abrazo enorme y cuando nos separemos, darte otro en reconocimiento a esta y las otras entradas al respecto. Totalmente coherentes, sinceras y sin medias tintas ni tabúes absurdos. Debe ser lo más doloroso del mundo y lo último que mereces es que nadie te diga cómo debes afrontarlo, y mucho menos que te digan que debes irlo superando.

    Con tu permiso, porque la gente no suele querer hablar de esto, pero hay que hacerlo, deberíamos poder hacerlo, comento tu entrada en el resumen de blogs de Mamás y Papás de Bebés y más.

    Armando.

  10. […] quizás valiente, al hablar de manera sincera de sus sentimientos de la muerte de su marido hace cuatro meses. Sin miedo, sin tabúes, mostrando los sentimientos que el entorno le pide que ahogue. Otra […]

  11. […] quizás valiente, al hablar de manera sincera de sus sentimientos de la muerte de su marido hace cuatro meses. Sin miedo, sin tabúes, mostrando los sentimientos que el entorno le pide que ahogue. Otra entrada […]

  12. Hola Diana! Es la primera vez q escribo en un blog pero me senti obligada al leer hoy tus palabras.Como me gustaria poder darte un abrazo fuerte!Digo q me senti obligada porque me ayudaste muchisimo con tu blog en esta epoca tan especial de mi vida, tengo una gordita de 5 meses de esas q la gente diria que ” no es muy buenita” y cuando ya no sabia que hacer me abriste el mundo del porteo y la leche materna.Bueno es larga la historia..pero gracias!!!Y a la distsncia como me ayudaste vos(soy de argentina)quiero ayudarte ahora estos artículos han sido un verdadero bálsamo!!!Este es para vos http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/402013927?q=cuando+muere&p=par y este para tu principe y princesahttp://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102012245?q=cuando+muere&p=par

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: